15 de septiembre de 2019
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 29 de noviembre de 2009

    La crisis aumenta en un diez por ciento el número de hoteles cerrados en Mallorca durante la temporada baja

    Sólo permanecerá abierta el 15 por ciento de la planta hotelera en invierno, frente al 25 por ciento de 2008

    PALMA DE MALLORCA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La crisis económica ha aumentado en un diez por ciento el número de hoteles que se han visto obligados a cerrar en Mallorca durante la temporada baja (noviembre-marzo), ante la escasez de clientes, de forma que en los meses de invierno sólo permanecerá abierta el 15 por ciento de los establecimientos, frente al 25 por ciento del pasado año.

    Así lo informó a Europa Press el presidente de la Federación Hotelera de Mallorca, Antonio Horrach, quien indicó que de los 1.000 establecimientos asociados a esta entidad, sólo abrirán durante la temporada baja un total de 150, lo que supone 100 menos que en el periodo comprendido entre noviembre de 2008 y marzo de 2009.

    De este modo, auguró que los hoteles que decidan continuar su actividad registrarán una ocupación un "poco mejor" que el pasado año, sobre todo, los situados en la Playa de Palma, teniendo en cuenta que habrá una demanda parecida de clientes respecto al invierno de 2008, pero con un menor número de establecimientos abiertos. Por el momento, detalló que la planta hotelera que permanece abierta registra una ocupación del 45 por ciento.

    Sin embargo, indicó que el mayor problema que se encuentran los hoteles que abren durante la temporada baja es que "no están acompañados por la oferta complementaria", debido a que la mayoría de restaurantes y comercios situados en municipios turísticos decide también cerrar, convirtiéndose en zonas poco atractivas para los visitantes.

    "Este invierno va a ser el peor de la historia para los hoteles urbanos de Palma, que son los que más van a sufrir, con una ocupación muy baja, tal como lo refleja el hecho de que sólo se ha reservado el 5 por ciento de las plazas para el próximo mes de diciembre, mientras que en noviembre han alcanzado una ocupación entorno al 20 por ciento", remarcó Horrach.

    Así, algunos establecimientos podrían cerrar sus puertas durante la temporada baja al encontrarse sin clientes, según informó la presidenta de la Asociación Hotelera de Palma, Maribel Pol, quien reveló que, actualmente, los hoteles urbanos de la capital balear registran una ocupación "bajísima", que oscila entre el 22 y el 24 por ciento, frente al 32 por ciento del pasado año.