19 de noviembre de 2019
14 de enero de 2009

El Defensor del Pueblo acepta la queja del GOB sobre el proyecto del Golf de Son Bosc

PALMA DE MALLORCA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo, Enrique Mújica, ha aceptado la queja presentada el pasado mes de agosto por el GOB notificando la "falta de objetividad" del Govern en relación al proyecto de golf de Son Bosc, en Muro. La organización ecologista considera al respecto que el procedimiento de evaluación de impacto ambiental del campo de golf estuvo "gravemente viciado" por parte de los responsables de la Conselleria de Medio Ambiente, con el objetivo de autorizar el proyecto en un lugar de extraordinario valor ecológico.

Ahora, la Conselleria tiene quince días para ofrecer explicaciones al Defensor del Pueblo sobre esta cuestión que, según el GOB, pone de manifiesto un "caso escandaloso de carencia de objetividad por parte de una administración pública".

En este sentido, Tonina Siquier, miembro de la junta directiva del GOB, recordó en rueda de prensa que la organización interpuso un recurso en contra de la autorización del proyecto al entender que el proceso de tramitación de la obra se hizo de "forma incorrecta y sin pensar en el interés general", debido a que la Comisión Balear de Medio Ambiente "no había tenido en cuenta el alto valor ecológico de la zona".

Siquier Consideró "positivo" la admisión a trámite de la queja por parte del Defensor del Pueblo porque, señaló, "significa que ve indicios de que la tramitación no se hizo correctamente". El GOB recordó que el servicio de Protección de Especies (SPE) de la Conselleria informó desfavorablemente del proyecto en cuanto a la afectación de las especies presentes en la zona. Sin embargo, según el GOB, este informo técnico, claramente desfavorable al golf, fue modificado en una segunda fase de la redacción para incorporar sendas medidas correctoras y dejar así la puerta abierta al proyecto.

Así, dentro de este procedimiento, la organización señala que tampoco han sido evaluados "convenientemente" los efectos que el proyecto comportará al Parque Natural de S'Albufera, con el cual colinda. S'Albufera, además de Parque Natural, es zona húmeda de importancia internacional inscrita al convenio de Ramsar, y también es una Zona de Especial Protección por las Aves (Zepa) y Lugar de Interés Comunitario (LIC), dos figuras de protección europea.

Para el GOB, es muy preocupante que la Comisión Balear de Medio Ambiente, organismo que debería velar para que los diferentes proyectos que se realizan a las Islas no deriven en graves repercusiones ambientales, haya sido "manipulada" de esta forma "tan escandalosa", hecho que "resta todavía más credibilidad a las instituciones públicas", manifestó el GOB en una nota de prensa.