16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 29 de julio de 2009

    La dirección y el comité de empresa de Spanair retoman hoy las negociaciones sobre el traslado

    PALMA DE MALLORCA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El director de Recursos Humanos de Spanair, Héctor Sandoval, y la presidenta del comité de empresa, Eva Marín, retoman a las 16.30 horas de hoy las negociaciones en un nuevo encuentro al que asistirá la consellera de Trabajo y Formación balear, Joana Barceló, con el fin de intentar lograr un acuerdo respecto a la intención de la aerolínea de trasladar a 480 trabajadores de Palma a Barcelona a partir del 15 de septiembre.

    Este encuentro se celebra en la sede de la Conselleria de Trabajo, después de que el pasado lunes finalizara sin acuerdo la reunión mantenida entre la Dirección de Spanair y los trabajadores, bajo la mediación de Barceló, aunque ambas partes destacaron su disponibilidad a negociar los traslados.

    Pese a ello, Marín remarcó que no va a desconvocar la huelga indefinida prevista para la primera semana de agosto, debido a "la mala fe" que, a su juicio, tiene la aerolínea tras continuar "inamovible" respecto al plazo iniciado el pasado viernes para que los empleados decidan si se trasladan o no al aeropuerto de El Prat.

    Por otro lado, Marín recalcó que el Comité está dispuesto a negociar el traslado de una parte de estos trabajadores a Barcelona siempre y cuando se haga con unas condiciones dignas, teniendo en cuenta que la propuesta de Spanair es "absolutamente insuficiente".

    Tras el encuentro celebrado el lunes en la Conselleria de Trabajo, el responsable de Relaciones Institucionales de Spanair, Jordi Juan, dijo estar "muy contento" por haberse constatado que "hay vías de posibilidad de acuerdo", a pesar de que admitió que tanto la dirección de la aerolínea, como los trabajadores defienden "posturas muy diferenciadas".

    Por su parte, Marín apeló a la "prudencia", ya que, según subrayó, Spanair continúa manteniendo que quiere trasladar a 480 trabajadores de los Servicios Generales de Palma a Barcelona, a pesar de que el 80 por ciento "no puede irse con la propuesta económica que se ha puesto encima de la mesa, teniendo en cuenta que cobramos entre 850 y 1.100 euros".

    Precisamente, alrededor de 60 trabajadores de Spanair se concentraron ayer frente al Consolat de Mar para pedir el apoyo del Govern, mientras que el jueves realizarán un acto similar frente al Ayuntamiento de Palma, con el fin de denunciar su situación. Asimismo, avanzó que el próximo 7 de agosto se ha convocado una manifestación en el Aeropuerto de Palma, si bien está por determinar si será por dentro o fuera de la terminal.

    Por otro lado, recalcó que la huelga indefinida no se desconvocará hasta que no haya una negociación "justa" y, además, añadió que la empresa no garantiza el empleo de los trabajadores que decidan trasladarse a Barcelona, ya que si el año pasado Spanair hizo un ERE tras retirar diez aviones, en su opinión, sucederá lo mismo ahora que pretende "eliminar 13 aparatos".

    REIVINDICACIONES

    Concretamente, los trabajadores de Spanair reivindican un mantenimiento de los empleos en Palma y reclaman que, en caso de que tenga que haber traslados, estos se produzcan en unas condiciones económicas dignas, que permitan a los trabajadores vivir en Barcelona con un sueldo que se ajuste al nivel de vida de esta ciudad.

    Asimismo, exigen que aquellos trabajadores que opten por no trasladarse a Barcelona y rescindir voluntariamente sus empleos, obtengan una indemnización que sea de 45 días por año trabajado y no de 20 días como propone la dirección de la aerolínea con un límite de 12 mensualidades.

    Ante el hecho de que la compañía no responde a las reivindicaciones de los trabajadores, el Comité de Empresa ha convocado una huelga indefinida a partir de la primera semana de agosto, mientras que, por su parte, Spanair inició el pasado viernes el plazo de 30 días para que los empleados decidan si se trasladan a Barcelona o rescinden voluntariamente su contrato.