21 de octubre de 2020
23 de septiembre de 2020

Endesa instala nuevas torres de distribución en la zona afectada por el 'cap de fibló'

Endesa instala nuevas torres de distribución en la zona afectada por el 'cap de fibló'
Yllanes, Urresti y Ribas, durante la visita a la zona afectada por el 'cap de fibló'. - CAIB

PALMA DE MALLORCA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Endesa está trasladando e instalando, con la ayuda de un helicóptero especializado, nuevas torres de la red distribución y el tendido del cable eléctrico en la zona afectada por el 'cap de fibló' el pasado 29 de agosto para dejar los equipamientos en las mismas condiciones de antes del episodio de tormentas.

El vicepresidente y conseller de Transición Energética y Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes, el director general de Energía y Cambio Climático, Aitor Urresti, y el director general de Endesa en Baleares, Martí Ribas, han visitado este miércoles la zona afectada.

Yllanes ha agradecido la celeridad con la que ha trabajado Endesa y ha destacado que la recuperación de esta línea permitirá garantizar que no habrá problemas de suministro.

El conseller ha subrayado el trabajo de "precisión" para la instalación en poco tiempo de las tres torres que permitirán dejar el suministro eléctrico en condiciones de normalidad.

Por su parte, Ribas ha remarcado que toda el área tuvo suministro eléctrico desde las 24 horas posteriores al 'cap de fibló' bien a través de la red o bien con grupos electrógenos.

En todo caso, Ribas ha añadido que queda mucho trabajo para levantar todos los tendidos que quedaron en el suelo, un trabajo que ha comenzado ahora y que esperan concluir en noviembre.

Según han explicado, se calcula que los trabajos para devolver a su estado original la red eléctrica malograda pueden durar hasta dos meses, hasta principio del mes de noviembre.

Aunque el suministro se pudo restablecer rápidamente, se han tenido que llevar a cabo intervenciones provisionales en diferentes puntos de la red.

CUATRO LÍNEAS AFECTADAS POR LA TORMENTA

En un primer momento el 'cap de fibló' afectó a las cuatro líneas principales de la red de distribución de la sierra de Tramuntana: Galilea, Esporles, Valldemossa y Palmanyola.

Los municipios y zonas urbanas afectadas fueron Valldemossa, Deià, Banyalbufar, Estellencs, Puigpunyent, Port des Canonge y Son Cabaspre.

Según han apuntado, en las zonas de Banyalbufar, Port des Canonge y Son Cabaspre los daños en la red de distribución fueron "muy importantes" y el acceso a las zonas afectadas, para poder restablecer el suministro en muchos casos fue "imposible".

Cuando ya se pudo acceder a la zona afectada se recuperó el suministro en Valldemossa, Deià, Puigpunyent y Estellencs. Una vez los técnicos de Endesa pudieron llegar a la zona afectada, en menos de cuatro horas, han indicado, se pudo resolver la carencia de suministro eléctrico.

Para resolver en un primer momento el suministro en estas zonas se instalaron grupos electrógenos, y así, desde las instalaciones que todavía estaban en condiciones, se empezó a dar de nuevo el suministro eléctrico.

Concretamente en el pueblo de Banyalbufar se instalaron tres grupos electrógenos, en el Port des Canonge, dos grupos más; en Son Cabaspre, dos grupos electrógenos más y en la zona rural, tres grupos electrógenos más.

El acceso se tuvo que hacer con medios especiales puesto que los camiones más grandes no podían llegar.

Según han apuntado, el recuento de instalaciones afectadas es de 25 soportes de media tensión con afectación, 45 tramos rotos entre dos soportes de línea de media tensión, cuatro estaciones transformadoras con daños, alrededor de 3.000 metros de red de baja tensión rotos con unos 30 palos de baja tensión pendientes de ser sustituidos.

Además, se han tenido que hacer pasillos forestales para acceder a las zonas afectadas.

Más de 30 técnicos han participado en las tareas de reparación, 15 operarios forestales en los trabajos de limpieza y acceso a las zonas afectadas y otros 15 técnicos en la coordinación y seguridad.

Los trabajos para recuperar el suministro se mantuvieron, sin interrupción, las 24 horas del día, con fines de semana incluidos, hasta que todas las zonas tuvieron el servicio repuesto.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Islas Baleares