8 de abril de 2020
16 de junio de 2014

El equipo de apoyo a Sastre niega el chantaje ya que lo que se pretende es "abrir una puerta al diálogo"

PALMA DE MALLORCA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Biel Mayoral, el portavoz del equipo de apoyo al profesor Jaume Sastre, que este lunes, tras cuarenta días, ha dejado su huelga de hambre, ha negado que ésta supusiera un "chantaje" ya que lo que se pretendía era "abrir una puerta al diálogo" en aras de solucionar el conflicto educativo generado por la aplicación del trilingüismo.

En declaraciones a los medios de comunicación, Mayoral ha reivindicado la "dignidad" de la iniciativa de Sastre y ha señalado que le ha emocionado la "transversalidad" que se ha conseguido ya que "gente de todas las ideologías", como el presidente del Parlament, Jeroní Albertí (UM), el presidente del Govern, Cristòfol Soler (PP), o el presidente del Govern, Francesc Antich (PSIB) han acudido a ver al docente en huelga.

Así, ha aseverado que Sastre "pedía una cosa tan sencilla como el diálogo, que es el principio fundamental de la democracia". Debido a esto se ha mostrado "dolido" al ver que el actual presidente del Govern, José Ramón Bauzá, "no ha pedido volver a hablar con el colectivo docente" porque, según ha matizado, no le pedían que viniese a ver a Sastre sino que se retomase el diálogo con el colectivo docente.

Cabe destacar que Sastre ha dejado su protesta este lunes a las 16.00 horas aconsejado por el personal sanitario que le ha asistido, aunque, pese a ello, ha considerado "una victoria" este proceso, por la movilización ciudadana conseguida.

Mayoral ha destacado que con la huelga de hambre han conseguido la "implicación del colectivo docente y la activación de la participación del profesorado". Aunque no se ha conseguido que Bauzá les atendiese, el portavoz ha considerado la actuación de Sastre como un éxito y ha manifestado que "no se puede pedir más".

Según ha avanzado, Sastre ahora tiene que descansar y cuando esté recuperado volverá a sus tareas en la Assemblea de Docents, y cuando empiece el curso tendrá que reincorporarse a su puesto de profesor.

UNA CUCHARADA DE CALDO DE VERDURAS

En una rueda de prensa convocada este mismo lunes, los portavoces del grupo de apoyo a Sastre han informado de que el docente ha pedido 20 kilos y que lo primero que ha comido tras suspender su huelga ha sido una cucharada de caldo de verduras.

En dicha rueda de prensa, la mujer de Sastre, Joana Maria Romaguera, que hasta ahora no había hablado con los medios de comunicación, ha señalado que su marido "no está para tirar cohetes en estos momentos" pero que "siempre ha tenido la morar altísima".

Romaguera, aunque ha explicado que no tenía previsto hacer declaraciones, ha señalado que para ella y para su familia ha sido un "orgullo estar a su lado" y ha asegurado que a veces "las fuerzas" se las daba él a ellos, en vez de la familia a Sastre.