28 de mayo de 2020
1 de agosto de 2019

ERC-EH Bildu pregunta en el Senado por la sanción a una trabajadora que denunció discriminación lingüística

PALMA DE MALLORCA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

Esquerra Republicana-EH Bildu ha presentado una serie de preguntas escritas en el Senado en relación a la posible sanción a una trabajadora del Aeropuerto de Palma que denunció haber sido discriminada por hablar en catalán a un agente de la Guardia Civil.

En concreto, la mujer denunció que el agente le impidió el paso por hablar catalán y que le exigió que se dirigiera a ella en castellano. Sin embargo, la Guardia Civil asegura que la mujer ha sido sancionada por incumplir las normas de seguridad aérea y saltarse un control de accesos en la instalación aeroportuaria.

Con esta acción, el senador de ERC-EH Bildu, Bernat Picornell, quiere mostrar su apoyo a la mujer y critica la "constante vulneración, por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad españoles, de los derechos lingüísticos de los catalanoparlantes".

En el escrito, el senador se interesa por si el Ministerio del Interior ha iniciado una investigación interna para esclarecer los hechos o por si el Gobierno tiene constancia de otros casos de discriminación lingüística "perpetrados por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado".

Entre otras cuestiones, también pregunta por cuáles son los casos detectados desde 2018 y pide información acerca de las medidas que se toman para garantizar que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que operan en Baleares conozcan la lengua catalana y puedan dar cumplimiento al Estatut d'Autonòmia.

LA DENUNCIA

La mujer, empleada del aeropuerto de Palma, presentó una denuncia el pasado junio contra un agente de la Guardia Civil del control de seguridad por un presunto caso de discriminación lingüística. Aseguró que después de pasar un control, se despidió en catalán dando las gracias, que el guardia civil se "exaltó mucho" y que le dijo que "al agente de la autoridad se le habla español o no se entra".

La mujer explicó en la denuncia que contestó que tenía derecho a hablar el idioma que quisiera. "Él me dice que español o no entro, así que no me deja pasar y se inventa que no he pasado el control de seguridad como excusa", indicaba. La denunciante subrayó que pasó el arco todas las veces que se le requirió y que no accedió a su zona hasta que se lo permitieron.