20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 22 de julio de 2019

    Un estudio confirma que las 'marjades' tienen un papel relevante en la recuperación forestal tras un incendio

    Este lunes se ha presentado un estudio sobre la gestión ambiental centrado en el incendio de Andratx, del que este mes se cumplen seis años

    Un estudio confirma que las 'marjades' tienen un papel relevante en la recuperación forestal tras un incendio
    (I-D) El Rector De La UIB, Llorenç Huguet, El Conseller De Medio Ambiente, Miquel Mir, El Director Del Centro De Instituciones De Caixabank, Hilari Llabrés, Y Uno De Los Autores Del Estudio, Joan EstranyCAIB

    PALMA DE MALLORCA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Las 'marjades' tienen un papel relevante en la recuperación forestal tras un incendio, aunque su falta de mantenimiento y el colapso de los muros pueden provocar la activación de procesos de erosión de mayor magnitud.

    Así lo confirma el estudio 'Gestió ambiental post-incendi forestal', impulsado por 'la Caixa', el Govern y la UIB. El documento se centra en los efectos de los incendios a corto y a medio plazo.

    En concreto, se ha estudiado el incendio que tuvo lugar en Andratx en 2013, el mayor que han sufrido Baleares desde que hay registros, con una superficie afectada de 2.406 hectáreas y del que el próximo día 25 de julio se cumplirá su sexto aniversario.

    La publicación es un estudio líder en el análisis de los efectos ambientales de los incendios forestales sobre los ecosistemas mediterráneos. El libro se estructura en siete capítulos y está editado por Joan Estrany Bertos y Jorge Gago Mariño, del Grupo de Investigación en Hidrología y Ecogeomorfologia en Ambientes Mediterráneos (MEDhyCON), de la UIB.

    EL INCENDIO DE LA SERRA, SEIS AÑOS DESPUÉS

    Algunos de los resultados que el libro aporta y que son transferibles a la gestión forestal post-incendio forestal, son que a pesar de la baja cobertura vegetal después del incendio forestal, las tasas de erosión fueron bajas --ocho toneladas por kilómetro cuadrado y año de media-- , debido, en gran parte, a la gran cantidad de estructuras de conservación del suelo, 'marjades' presentes en la zona incendiada.

    Asimismo, las vertientes de la cuenca afectadas por el incendio forestal fueron las zonas donde se generó y transfirió más sedimento erosionado hacia la red fluviotorrencial durante el primer episodio torrencial ocurrido después del incendio.

    El estudio también confirma que la calidad del suelo en las 'marjades', independientemente de la afección por incendios forestales, es siempre menor, lo cual apunta al hecho de que las actividades agrícolas del pasado todavía tienen efectos negativos sobre los suelos y su capacidad de recuperación.

    Los autores del estudio han llegado a la conclusión que a pesar de que las terrazas son "medidas muy eficaces" de conservación del suelo, la falta de mantenimiento y el colapso de los muros pueden provocar la activación de procesos de erosión de mayor magnitud.

    A la presentación del estudio han acudido el conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir; el rector de la Universitat de les Illes Balears (UIB), Llorenç Huguet; el director del Centro de Instituciones de CaixaBank en Baleares, Hilari Llabrés, y el director del Instituto de Investigaciones Agroambientales y de Economía del Agua (INAGEA), Hipólito Medrano.

    Para leer más