22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 1 de noviembre de 2009

    Las floristerías de Palma podrían facturar un 30% menos tras "autorizar Cort" un punto de venta en Bon Sosec

    Critican que el Ayuntamiento ha elegido "a dedo y sin concurso público" a una empresa para que venda flores en el cementerio durante el Día de Todos los Santos

    PALMA DE MALLORCA, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La secretaria de la Asociación de Floristas de Mallorca, Pilar Moncades, advirtió de que la autorización "ilegal" del Consistorio de Palma de un punto de venta de flores en el cementerio municipal de Bon Sosec, ubicado en Marratxí, podría provocar "un descenso de hasta un 30 por ciento en las ventas de flores, respecto a 2008" por parte de las floristerías de Palma y Marratxí, cuando, en un principio, se esperaba mantener el mismo nivel de facturación que el pasado año.

    En declaraciones a Europa Press, Moncades criticó que el Ayuntamiento ha elegido a "dedo y sin un concurso público" a una empresa para que lleve a cabo esta actividad durante el Día de Todos los Santos en el citado cementerio, que "cuenta con un 60 por ciento de participación privada, mientras que el 40 por ciento restante depende de la Empresa Funeraria Municipal de Palma".

    Así, expresó su "indignación" por el hecho de que el Consistorio haya permitido la instalación de una carpa en la que desde ayer y hasta mañana se van a vender flores, lo que supone una "competencia desleal" a las floristerías.

    "Una empresa municipal está obligada a hacer un concurso público y no conceder a dedo la venta de flores en un cementerio a una floristería", remarcó, al tiempo que avisó que su asociación "no va a consentir que la propia administración haga irregularidades". Por ello, anunció que tomarán las "medidas oportunas" para que "de ninguna de las maneras vuelva a suceder un hecho como éste que puede destrozar la campaña de todo el año del sector", entre las que no descartó acudir a los tribunales.

    Moncades reveló que el gerente de la Empresa Funeraria Municipal de Palma les ha comunicado que la decisión de instalar este puesto ha sido únicamente de la empresa privada que gestiona el cementerio de Bon Sosec en contra del criterio manifestado por el Ayuntamiento de Palma, que gestiona esta instalación, pese a estar situada en Marratxí.

    La secretaria de la Asociación de Floristerías de Mallorca avanzó que si esto fuera así, se pondrán en contacto con la Conselleria de Comercio para denunciar esta situación, teniendo en cuenta que un cementerio "sólo está autorizado para dar un servicio funerario y, por tanto, no está autorizado para vender flores".

    La secretaria de la Asociación de Floristas de Mallorca insistió en que esta decisión en un cementerio municipal hace "muchísimo daño al sector" y recalcó que si el Ayuntamiento desea que se vendan flores dentro del recinto, con motivo de la citada festividad, "se deben dar las mismas oportunidades a todas las floristerías y no asignar a dedo esta actividad".

    En esta línea, recordó el convenio suscrito entre su asociación y la Empresa Funeraria Municipal, mediante el cual la entidad suministra diariamente al Ayuntamiento todas las flores que necesite para los velatorios, a través de un sistema de turnos, de forma que todas las floristerías se benefician por igual.

    LAS EXPECTATIVAS ERAN "BUENAS"

    Moncades remarcó que si no hubiera sido por el punto de venta instalado en Bon Sosec, en un principio, las floristerías de Mallorca esperaban facturar, con motivo del Día de Todos los Santos, que se celebra hoy, un 10 por ciento menos que en 2007, debido a la crisis económica, si bien esta disminución es la misma que se produjo el pasado año.

    De esta forma, confiaban en mantener las mismas ventas que en 2008, teniendo en cuenta que ya se ha realizado una buena cantidad de ventas por encargo, por lo que las expectativas eran "buenas", si bien éstas se han truncado. En cuanto a las flores que más se venden durante esta festividad, destacó el crisantemo, si bien cada vez más los ciudadanos, sobre todo los jóvenes, opta por comprar rosas, claveles, gladiolos o margaritas

    La secretaria de la asociación indicó que el gasto medio de los ciudadanos que acuden a comprar flores durante esta festividad oscila entre los 20 y 25 euros, frente a los 35 o 40 euros que desembolsaban en 2007. No obstante, recordó que el gasto que realice una persona en una floristería puede oscilar entre los 10 euros de una planta y los 80 o 90 euros de un ramo de flores.

    Moncades recordó que el Día de Todos los Santos supone una de las festividades "más importantes" para el sector floral, junto a los días de San Valentín y Sant Jordi y remarcó que, por el momento, no se ha producido ningún cierre en las floristerías de Mallorca, como consecuencia de la crisis económica, debido a que han sabido mantenerse vendiendo no sólo flores, sino también otro tipo de objetos destinados a la decoración de espacios.

    Finalmente, consideró que el sector de la venta de flores ya ha tocado fondo con la crisis, por lo que el 2010 será un año estable en el que la facturación será muy similar a los dos años anteriores, mientras que en 2011 comenzará a "remontar las ventas" para recuperar los mismos niveles que había hace tres o cuatro ejercicios.