22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 2 de febrero de 2009

    Gesa Endesa incrementa un 25 por ciento el personal de atención al cliente ante la avalancha de consultas

    PALMA DE MALLORCA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Gesa Endesa se ha visto forzada a aumentar en un 25 por ciento la plantilla de atención al cliente ante la avalancha de consultas de clientes que se dirigen a la compañía para obtener información sobre la nueva facturación mensual, que ha dado lugar a la emisión de facturas muy elevadas, resultado de una distorsión en la lectura estimada del consumo.

    En declaraciones realizadas a Europa Press, fuentes de la compañía confirmaron que desde mediados de la semana pasada los servicios de atención telefónica y los mostradores de atención al cliente de la compañía están registrando el doble de consultas de lo habitual. En concreto, si diariamente unas 500 personas se dirigían a la eléctrica para realizar diversas gestiones -nuevos contratos, cambio de potencia- en la actualidad vienen mil.

    "Este diferencial en la afluencia de clientes obedece a la necesidad de información que tienen los consumidores a raíz de la entrada en vigor de la nueva normativa", señalan desde Gesa, que recuerdan que la facturación mensual, aplicable desde el pasado 1 de noviembre, se produce en cumplimiento del real decreto 1578/2008 que establece el cobro de la tarifa eléctrica con una periodicidad mensual para todos los clientes de tarifa social y tarifa doméstica de hasta 10 kilovatios.

    Asimismo, por la vía telefónica la compañía ha pasado a recibir de 900 llamadas diarias a 2.000. Las principales reclamaciones de los clientes estriban en el incremento en la facturación. Desde la compañía explican que los usuarios perciben una subida anómala en la facturación que corresponde a la lectura real del consumo y que incorpora el la parte de la facturación que dejó de cobrarse el mes anterior con la lectura estimada.

    Esta doble lectura -una estimada y otra real- está provocando "muchas quejas y preguntas", por lo que ha sido necesario reforzar la atención al cliente, formando a nuevos operadores. Se ha dado la circunstancia, señalan desde Gesa, de algunos inmuebles que estaban cerrados y a los que se ha facturado un consumo fruto de la lectura estimada. Estos clientes han notificado a la compañía dicha anomalía, que ya ha sido subsanada reembolsándoles la cantidad facturada.

    Esta alteración en la actividad normal de la compañía "nos ha creado muchos problemas y una abundancia de trabajo fruto de un cambio de normativa en materia energética al que hemos tenido que adaptarnos", puntualizan desde Gesa Endesa. Endesa realiza la atención al cliente desde los dos call center que tiene en la Península, en Barcelona y Sevilla.