12 de noviembre de 2019
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • 13 de enero de 2010

    El Govern defiende el traslado del Casino de Mallorca a Porto Pí, aunque estudiará el recurso de varias asociaciones

    PALMA DE MALLORCA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Conselleria de Interior defendió hoy su decisión de autorizar el traslado del Casino de Mallorca, ubicado en Calvià, al Centro Comercial Porto Pí de Palma, ya que contó con los "informes técnicos y jurídicos favorables", si bien se comprometió a estudiar el recurso potestativo de reposición que las Asociaciones del sector del Juego en Baleares, Acomam, Asba, Aesbi y Sareiba, han anunciado que presentarán los próximos días ante la Dirección General de Interior en contra de su resolución dictada el pasado 23 de diciembre de 2009.

    En declaraciones a Europa Press, fuentes de la Conselleria dirigida por Pilar Costa señalaron que la autorización del Casino supone un "trámite administrativo más", que se llevó a cabo tras recibir el visto bueno tanto de los informes técnicos, como de la Abogacía de la Comunidad Autónoma.

    No obstante, apuntaron que las citadas Asociaciones, que representan a los salones del juego, los bingos y las máquinas recreativas instaladas en bares y restaurantes, tienen "todo el derecho del mundo" a presentar un recurso, para lo cual recordaron que tienen un plazo de un mes desde el día en el que se dictó la resolución.

    Por otro lado, admitieron que el informe de la Conselleria de Turismo llegó el 28 de diciembre, cinco días después de autorizarse el traslado, si bien puntualizaron que no era vinculante. No obstante, revelaron que este informe "ni aconseja que el Casino se quede donde está, ni que se traslade a Palma, aunque sí que recomienda que la oferta complementaria de esta infraestructura, como el restaurante, se mantenga en Calvià".

    Respecto a las críticas que han hecho las citadas entidades en el sentido de que no se ha convocado un concurso público para la gestión del Casino en Porto Pí, la Conselleria de Interior recordó que esto sólo es obligatorio cuando se crea un nuevo casino, mientras que en este caso, "sólo se trata de un traslado".

    Finalmente, informó de que estas asociaciones tendrán un plazo de dos meses a contar desde la resolución de la Dirección General de Interior o desde el pronunciamiento por parte de ésta del recurso de reposición para presentar un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

    Así, Acomam, Asba, Aesbi y Sareiba presentarán un recurso contencioso-administrativo, en caso de que la Dirección General de Interior no deje sin efectos la citada resolución, por la que se autoriza el traslado del Casino de Mallorca al Centro Comercial Porto Pí.

    "SE TRIBUTARÁN 21 MILLONES MENOS"

    El adjunto a la presidencia de la Asociación de Empresarios de Salones Recreativos de Baleares (Sareiba), Miquel Àngel Riera, advirtió ayer de que las arcas de Baleares dejarán de ingresar más de 21 millones de euros tributados por las salas de juego, los bingos y las máquinas recreativas instaladas en bares y restaurantes, en caso de que se traslade el casino

    Riera recordó que los citados sectores del juego recaudan anualmente el 90 por ciento de los impuestos que paga el juego privado en Baleares (53 millones de euros), por lo que si se traslada el Casino de Calvià a Palma, "esta aportación a las arcas de la Comunidad Autónoma se limitará a entre 32 y 35 millones de euros".

    Asimismo, Riera señaló que esta decisión puede suponer la pérdida de entre 400 y 500 empleos de los 2.000 existentes en el sector del juego, al tiempo que también podría provocar el cierre de la mitad de los siete bingos existentes en Palma y de 20 o 25 salones recreativos de los 60 actualmente operativos en la capital balear.

    "La Dirección General de Interior no ha sido consciente del impacto económico que supone el traslado del Casino de Mallorca", remarcó Riera, a la vez que señaló que la resolución se aprobó sin tener en cuenta los informes preceptivos que solicitó a la Conselleria de Turismo y que revelan que "no existe necesidad turística de trasladar esta infraestructura".

    Así, consideró que este elemento puede ser "decisivo" para que el director general de Interior, Sebastià Amengual, "reconsidere" la citada resolución, teniendo en cuenta que el Casino de Mallorca "aún no ha gastado un euro" para llevar a cabo el traslado a Porto Pí, "donde podría comenzar a funcionar en 2011, tras obtener los permisos municipales y resolverse los recursos judiciales".