18 de octubre de 2019
17 de agosto de 2009

El Govern prevé reservar entre 80 y 400 camas en hospitales públicos en caso en que se dispare la incidencia

Elabora un Plan de Contingencia con tres niveles de actuación y recuerda que la gripe A podría afectar a entre el 15 y el 20% de la población

PALMA DE MALLORCA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Plan de Contigencia elaborado por la Conselleria de Salud para hacer frente a la gripe A prevé reservar entre 80 y 400 camas específicas en los hospitales públicos y entre 50 y 200 en los privados y concertados, en caso de que se dispare la incidencia de esta enfermedad hasta el punto de que se produzcan tasas semanales que oscilen entre los 60 y más de 600 casos por cada 100.000 habitantes.

Así lo informó en una rueda de prensa el conseller de Salud y Consumo, Vicens Thomàs, quien detalló que su departamento ha elaborado un Plan, que contempla tres niveles de incidencia de la gripe A, ante los cuales se establecerán una serie de medidas hospitalarias, con un incremento de los recursos materiales y humanos destinados exclusivamente a afrontar esta nueva enfermedad.

De este modo, indicó que en caso de que en Baleares se dé el Nivel 1 (aumento de la demanda en urgencias de un 20 por ciento en relación al año pasado y una tasa semanal de gripe de entre 60 y 350 casos por cada 100.000 habitantes), se reservarían 80 camas en los hospitales públicos y 50 en los centros privados y concertados. Asimismo, el 25 por ciento de los profesionales de Atención Primaria se dedicarían específicamente a atender a las personas que hayan contraído esta enfermedad, mientras que se priorizaría la atención domiciliaria.

Por otro lado, indicó que cuando se active el Nivel 2 (incremento de la demanda en urgencias entre un 21 y un 30 por ciento y una tasa semanal de gripe de entre 350 y 600 casos por cada 100.000 habitantes), se reservarían 200 camas en los hospitales públicos y 120 en los privados y concertados, mientras que la mitad de los profesionales de Atención Primaria atenderían únicamente a este tipo de enfermos.

Respecto al Nivel 3 (crecimiento de la demanda en urgencias entre un 31 y un 41 por ciento y un tasa de gripe superior a los 600 casos por cada 100.000 habitantes), se reservarían hasta 400 camas en los centros hospitalarios públicos y 200 en los privados y concertados, mientras que el 75 por ciento de los profesionales de Atención Primaria se dedicaría a la atención de esta pandemia.

Tras presentar estos tres hipotéticos escenarios, Thomàs recordó que en Baleares, la gripe A podría afectar a entre un 15 y un 20 por ciento de la población, tal como ha previsto la Organización Mundial de la Salud a nivel de todo el planeta y el Sistema Nacional de Salud a nivel de toda España. Además, remarcó que entre el 95 y el 98 por ciento de los casos de gripe A son "leves", por lo que no requieren atención médica, sino reposo y un tratamiento de paracetamol, al igual que con la gripe estacional.

LA VACUNA CONTRA LA GRIPE A EN DICIEMBRE

Por otra parte, el conseller auguró que, a partir de diciembre, se podrá comenzar a dispensar en Baleares la vacuna contra la gripe A, una vez que el próximo 31 de agosto, el Consejo Interterritorial del Sistema de Salud Nacional establezca la población 'diana' a la que se debe priorizar a la hora de llevar a cabo la vacunación. Además, avanzó que este año, se adelantará entre tres semanas y un mes la vacunación contra la gripe estacional, de forma que comenzará a dispensarse a partir del 1 de octubre.

Finalmente, vaticinó que un 25 por ciento de los que puedan verse afectados por la gripe A en los próximos meses acudirá a la Atención Primaria de las islas, lo que "tendrá una repercusión importante" en el sistema sanitario de las islas. Por ello, destacó la importancia de que en Atención Primaria haya una "elección adecuada" de aquellos casos que puedan ser más graves para que sean estos únicamente los que se deriven a los servicios de Urgencias de los hospitales.

Según datos de la Conselleria de Salud, la tasa estimada de gripe (incluida la gripe A) en Baleares durante la primera semana de agosto (entre 2 y el 8) es de 35,93 casos por cada 100.000 habitantes, de los que el 16,1 por ciento resultaron positivos del nuevo virus de la gripe A/H1N1.

Así, la red centinela detectó un total de 87 analíticas positivos de los diversos tipos de virus que provocan la gripe y, de ellos, sólo el 16,1 por ciento pertenecían a la nueva gripe A, mientras que el virus mayoritario fue el A/H3N2, que provocó el 46 por ciento de los episodios gripales, seguido del virus B, con el 18,4 por ciento de los casos.