18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 1 de julio de 2014

    El Govern prohíbe la entrada a un vigilante de Es Pinaret al detectar una "conducta inadecuada"

    PALMA DE MALLORCA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

       La Conselleria de Familia y Servicios Sociales ha negado este martes que se hayan producido "actuaciones arbitrarias" con el personal de seguridad del centro de menores de Es Pinaret, si bien ha explicado que se ha denegado la entrada a un nuevo vigilante de seguridad después de que éste registrase una "conducta inadecuada".

       En un comunicado, la Conselleria ha explicado que se ha exigido que se prohíba la entrada a un nuevo vigilante al registrar una conducta inadecuada, del mismo modo que hizo con otros cuatro el pasado mes de octubre.

       "La solicitud a la empresa que en la actualidad presta el servicio de vigilancia de que este trabajador no entrara al centro se debe de a que protagonizó una actuación inadecuada. Esta actuación ya ha sido comunicada por la gerencia de la Fundación S'Estel (de la que depende se centro de Es Pinaret) a la Guardia Civil y está siendo investigada por las autoridades competentes", ha explicado la Conselleria.

       Así, ha asegurado que el motivo de esta decisión no es ninguna "represalia" del centro o de la Conselleria "sino que el Govern continúa actuando contundentemente con el objetivo de asegurar que se preste un servicio de calidad, estable y adecuado para los menores que se encuentran cumpliendo con sus medidas judiciales en el centro, como ha hecho siempre".

       En este sentido, ha señalado que, del mismo modo que en octubre la Conselleria pidió al director de Es Pinaret que se prohibiera el acceso de cuatro vigilantes que habían mantenido actitudes inadecuadas, se ha hecho lo mismo en este caso. Así, desde el 4 de octubre estos cuatro vigilantes tampoco han vuelto a entrar en el centro.

       A finales de este mes, empezará a prestar el servicio de seguridad a Es Pinaret y Es Fusteret una nueva empresa que ha sido adjudicataria del concurso de licitación que convocó la Conselleria. El pliego de condiciones técnicas de este servicio incorporó más exigentes requisitos para evitar las conductas registradas en el pasado.

       Por ejemplo, entre las condiciones que tendrá que tener presente la nueva empresa está la posibilidad de que el director del centro pueda retirar del servicio a los vigilantes atendiendo una motivación concreta. La dirección también tendrá una parte más activa en la selección de estos trabajadores en el supuesto de que tengan que ser sustituidos y se establece un nivel formativo para los vigilantes relacionado con la delicada tarea que llevan a cabo.

       También se hace una descripción más detallada de cuáles son las funciones de estos trabajadores y cómo es el servicio que tienen que prestar, y se establecen penalizaciones muy específicas y que, incluso, por causas concretas, podrían provocar  la rescisión del contrato.

       El Govern espera que con la entrada de la nueva empresa que prestará el servicio de seguridad a Es Pinaret y Es Fusteret finalicen los problemas que se han dado hasta ahora relacionados con casos concretos de algunos vigilantes de seguridad.

       Además, ha asegurado que ha actuado con contundencia desde el primer momento en que se conocieron posibles conductas no apropiadas entre el personal de vigilancia de Es Pinaret, y lo puso en conocimiento de varios organismos competentes. Del mismo modo, trabajó para buscar una solución definitiva que garantizara un servicio adecuado para los menores de los centros socioeducativos que dependen de la Fundación S'Estel.

       El Govern ha emitido este comunicado después de que CCOO ha ya señalado que el vigilante de seguridad del centro que denunció a unos compañeros que realizaban supuestas "actividades neonazis" ha sufrido desde entonces, pese a que éstos fueron destinados a otras instalaciones, "un auténtico infierno hasta el punto de que tuvo que solicitar la baja temporal por motivos psicológicos".

       Además, el sindicato ha indicado que este lunes la gerente del centro, "en una actitud absolutamente injustificada y revanchista, denegó a este trabajador la reincorporación a su puesto de trabajo en Es Pinaret.