15 de agosto de 2020
19 de mayo de 2010

Imputados vinculados a la Fundación Coint acreditan que el trabajo por el que recibieron 140.000 euros públicos se hizo

PALMA DE MALLORCA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Tres imputados vinculados a la Fundación Coint, una de las empresas investigadas en el marco del caso Voltor por recibir subvenciones presuntamente irregulares del Instituto de Estrategia Turística (Inestur), defendieron y acreditaron hoy ante la jueza mediante numerosa documentación que los trabajos por los que en 2007 percibieron dos subvenciones del organismo público por valor de 70.000 euros se llevaron a cabo.

Quien en primer lugar prestó declaración ante la titular del Juzgado de Instrucción número 10, Mari Carmen Abrines, fue la vicepresidenta de la Fundación y responsable de proyectos del Centre Balears Europa (CBE), María Dolores Ordóñez, quien entregó diversos informes con los que probar que esos trabajos fueron realizados, y aseveró además que si no hubiera sido así, el dinero no habría sido concedido.

En este sentido, defendió que el sistema de controles era muy riguroso por lo que habría sido "complicado" no llevar a cabo la labor para la que fueron acordados los 140.000 euros desde el Inestur, y que consistió en diversos trabajos de traducción así como en otro de complemento técnico para evaluar de qué forma se gestionaban los fondos europeos percibidos por el Inestur, según señalaron fuentes jurídicas a Europa Press.

Mientras tanto, la imputada defendió la compatibilidad del cargo que ejercía en la Fundación -vinculada con el bufete del ex presidente de UM y ex conseller de Turismo, Miquel Nadal- con el de el CBE. De hecho, aseguró ante la magistrada que consultó esta cuestión con sus superiores en el consorcio, que le permitieron compaginar ambas funciones "siempre que no cobrase" en la Fundación.

Sobre esta cuestión, su hermano Enrique, abogado y quien también declaró esta mañana como imputado, aseveró que no existe ninguna incompatibilidad entre los cargos desempeñados por María Dolores. Finalmente, el tercero de los hermanos que hoy compareció ante el juez aseveró que se encargó de los trabajos de traducción por los que la Fundación Coint percibió parte de los 140.000 euros de subvención.

LA JUEZA INTERROGA MAÑANA A CUATRO IMPUTADOS MÁS

Mientras tanto, Abrines interrogará también mañana a los imputados Pedro Maximiliano Orfila, Eva Martínez, Betina Giner y Giovanni Colucci, también relacionados con la Fundación Coint.

Asimismo, en el marco de esta causa, que investiga el presunto desvío de fondos públicos a través de este organismo a empresarios próximos a UM en forma de contratos y subvenciones irregulares, han sido llamados también a declarar el 9 de junio Victoria Quijano y el ex concejal de UM en Sóller, Antonio Arbona.

Por otro lado, también serán interrogados el 10 de junio, de nuevo en calidad de imputados, el ex conseller de Turismo Francesc Buils el ex director general de Calidad Ambiental y ex gerente del Instituto de Estrategia Turística del Govern (Inestur), Antoni Oliver, y el gerente del Instituto de Inversiones para la Mejora del Entorno Turístico (Imet) y concejal de Alaró, Antoni Rebassa.

Cabe recordar que fue el pasado 14 de abril cuando la jueza acordó levantar el secreto de sumario de la causa, por la que han sido detenidas una veintena de personas, entre ellas Buils y Oliver, además del también ex conseller de Turismo Miquel Nadal, el ex director general de Planificación Turística, Joan Sastre, el ex presidente de UM Miquel Àngel Flaquer, y varios empresarios vinculados a la formación 'uemita'.