7 de marzo de 2021
28 de diciembre de 2014

El IPFB lamenta que el Govern no haya impulsado un Plan Integral de Ayuda a la Familia

PALMA DE MALLORCA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) ha lamentado que todavía no hay un Plan Integral de Ayuda a la Familia, ni desarrollo de la ley de maternidad, ni ayudas directas para las familias de Palma.

   La entidad también ha protestado porque aún no hay un informe de impacto familiar en las leyes de Baleares y considera que la ley de protección a la maternidad, que sí se ha aprobado, "se ha quedado en papel mojado al no haberse desarrollado su Plan de ayuda a la mujer embarazada en situación de vulnerabilidad".

   El IPFB ha señalado en un comunicado que los presupuestos para 2015 ya están aprobados y "las familias de Baleares son unas de las únicas que no pueden deducir ni un solo gasto familiar en la declaración del IRPF".

   Asimismo, ha recalcado que las ayudas y programas sobre la conciliación laboral y familiar "que tanto dificulta la convivencia entre los miembros de las familias" son "nulas".

   "Las circunstancias de la crisis económica ponen de manifiesto el papel relevante de la familia por la solidaridad social que genera", ha expresado el IPFB, quien ha añadido que el núcleo familiar "es el que acaba siendo el que acoge a esas personas mayores a las que no alcanzan las leyes de dependencia por falta de recursos presupuestarios, o a ese inmenso ejército de parados".

   Según datos de un estudio recogidos por el IPFB, en estos momentos el 40% de los baleares está recibiendo algún tipo de ayuda de su familia.

   "Si se trasladasen estas ayudas a cargo de los presupuestos generales de la comunidad autónoma, no habría administración pública que lo resistiera", ha manifestado el Instituto.

   El IPFB ha recordado que la Resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas que "alentaba a los gobiernos a que siguieran haciendo todo lo posible en 2014 para lograr los objetivos del Año Internacional de la Familia y de sus procesos de seguimiento, y para integrar la perspectiva de familia en la formulación de sus políticas nacionales" fue aprobada por el Parlament por unanimidad el pasado 19 de febrero de este año.

   El IPFB pidió entonces que se implantara el informe de impacto familiar como herramienta para medir el impacto de una determinada política o programa en la situación de las familias de Baleares en las siguientes cuestiones: ayudar en las responsabilidades familiares, el fomento de la estabilidad, la integración e interdependencia familiares, la colaboración y empoderamiento familiares, la diversidad familiar y el apoyo a las familias vulnerables.

   IPFB ha lamentado que "se haya perdido una oportunidad histórica en Baleares para ayudar y fortalecer a la familia, pilar fundamental de una sociedad fuerte", y ha pedido que "el 2015 sea el año en que la familia en Baleares sea protegida y ayudada en la medida que ella lo hace con la sociedad balear".

Para leer más