4 de agosto de 2020
5 de julio de 2020

Los exámenes de la PBAU se desarrollan "con normalidad" en Baleares aunque un alumno los hace aislado "por prevención"

Los exámenes de la PBAU se desarrollan "con normalidad" en Baleares aunque un alumno los hace aislado "por prevención"
Uno de los espacios de Mallorca donde se realizarán los exámenes de la PBAU. - UIB

  

 La Universitat de les Illes Balears (UIB) ha confirmado que los primeros exámenes de la Prueba de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (PBAU), que han comenzado este martes, se han desarrollado "con tranquilidad y normalidad" aunque un alumno los ha realizado aislado "por prevención" tras haber estado en contacto con un positivo de COVID-19.

   El secretario técnico de Acceso a la Universidad, Joan Toni Mesquida, ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que no se han producido "incidencias significativas" pese a las modificaciones en los horarios y método de proceder por las medidas de seguridad llevadas a cabo frente al coronavirus.

    Mesquida ha señalado que los alumnos salían "contentos" al acabar las primeras pruebas. "Todos han dicho que había ido bien y estaban cómodos en las aulas pese a que había menos gente para mantener la distancia mínima de seguridad", ha recalcado.

   Sobre el estudiante que ha realizado los exámenes aislado, Mesquida ha explicado que, pese a no haber mostrado síntomas y tras haber dado negativo en dos pruebas PCR, desde la Conselleria de Salud y Consumo se ha recomendado que adoptaran esta medida por precaución por haber estado en contacto con un caso positivo de coronavirus.

   Las pruebas, que finalizarán este jueves, acaban cada día una hora y media más tarde por la limpieza y desinfección en las aulas entre exámenes. "El año pasado acababan a las seis y este año a las siete y media, pero es lo que exige el protocolo", ha explicado Mesquida, quien ha confirmado que las pruebas de septiembre serán los días 8, 9 y 10.

   Por su parte, la vicerrectora de Estudiantes, Rosabel Rodríguez, ha pedido a los estudiantes que "descansen y no se pongan nerviosos" porque aún quedan dos días de exámenes. "El tema sanitario está controlado así que ellos sólo se deben preocupar de demostrar lo que saben y entonces les irá muy bien", ha dicho.

   Concretamente, 5.606 alumnos de Baleares se examinan desde este martes de la PBAU, aún conocida como Selectividad, con un protocolo especial de prevención para garantizar la seguridad sanitaria frente a la COVID-19.

   En un principio, las pruebas estaban prevista que se realizaran entre finales de mayo y principio de junio, pero debido al estado de alarma decretado por el Gobierno para la gestión sanitaria del coronavirus, la Conselleria de Educación y la Universitat de les Illes Balears (UIB) llegaron a un acuerdo el 26 de marzo para que la Selectividad se retrasase y se celebrara los días 7, 8 y 9 de julio.

   El acuerdo llegó un día después que la Conferencia Sectorial de Educación acordara aplazar las pruebas en todo el Estado y diera a las comunidades autónomas el plazo entre el 22 de junio y el 10 de julio para la convocatoria ordinaria, mientras que la extraordinaria se tendría que celebrar antes del día 10 de septiembre.

   Esta convocatoria está siendo extraordinaria por las medidas de prevención que la UIB, junto con la Conselleria de Educación, Universidad e Investigación, ha diseñado. Entre todas, destaca la posibilidad de que los alumnos no tendrán que ir con mascarillas dentro del aula si se cumple la distancia mínima de seguridad.

   Para garantizar que dentro del aula no las tengan que llevar, se utilizan más aulas para que el reparto de estudiantes por clase sea menor. En Mallorca, por ejemplo, se pasa de 3 a 9 espacios para poder garantizar que se adopten las condiciones de seguridad sanitaria necesarias y la facilidad de acceso. En Menorca, se hará en el recinto ferial de Mahón y en la sala multiusos de Ciutadella; en Ibiza, en el recinto ferial y, en Formentera, en el IES Marc Ferrer.

   A diferencia del año pasado, en Mallorca se habilitan seis espacios fuera de Palma: el Auditorio de Peguera, la Fábrica Ramis (Inca), el polideportivo de Alcúdia, la antigua terminal del aeropuerto de Palma , el polideportivo de Manacor y del Espacio 36 de Servera.

   En el caso de Palma, el campus de la UIB pasa de 2 a 8 edificios, el Velódromo de las Islas Baleares y el Palacio de Congresos. En todas las sedes de la PBAU, los exámenes se realizan en las mismas condiciones, con mesa propia y con aire acondicionado.

   También el equipo de coordinación y el profesorado se ha ampliado para la edición de este año. En el desarrollo de las pruebas, participan un jefe de expedición para cada punto de examen, como responsable académico, y un coordinador de punto de examen por cuestiones logísticas.

   El número de profesores implicados en las pruebas supera los 250 y hay también una veintena de alumnos colaboradores que llevan camisetas que los identifican para ayudar a los estudiantes que se examinan.

   Como novedad respecto al año pasado, este año se han modificado los horarios de las materias de examen para evitar aglomeraciones en las sedes de la PBAU. Así, las pruebas de primera hora congregan alrededor del 40 por ciento de los alumnos y se escalona la entrada del 60 por ciento restante a la segunda hora.

   Como norma general, es obligatorio llevar puesta la mascarilla higiénica, a ser posible, reutilizable o quirúrgica. En cada aula, hay gel hidroalcohólico en la entrada para que los alumnos puedan limpiarse las manos al entrar y salir de cada examen.

   Los alumnos deben llevar el DNI, NIE o pasaporte, bolígrafo azul o negro, calculadora, diccionario, líquido corrector, y otros materiales que puedan necesitar, ya que no será posible dejárselo. También es recomendable llevar agua y comida.

   Cuando los alumnos salen de una prueba no pueden quedarse por los pasillos, sino que deben salir del edificio y llevar puesta la mascarilla cuando no sea posible respetar la distancia mínima de seguridad sanitaria.

   Los alumnos con necesidades específicas de apoyo deben hacer las pruebas en el campus, Inca, Manacor, Ciutadella, Mahón, Ibiza o Formentera, dado que son los únicos puntos de examen que reúnen las condiciones adecuadas para poder darles el apoyo específico que requieren. La asignación se ha hecho eligiendo el punto más cercano a su centro.

   No pueden ir a hacer el examen las personas con sintomatología compatible con COVID-19, las que estén en aislamiento para diagnóstico o las que estén en cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con síntomas o diagnosticada coronavirus.

Para leer más