20 de enero de 2020
17 de marzo de 2010

La Mesa del Parlament aprueba que PSIB ceda un diputado a UM en cada Comisión y Diéguez amenaza con una denuncia penal

Diéguez sostiene que va en contra del Reglamento y de los dos informes jurídicos y Fiol defiende el cumplimiento de la Ley

PALMA DE MALLORCA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Mesa del Parlament aprobó hoy, con los votos de los dos miembros del PP (Pere Rotger y Pere Palau) y de la representante de UM (Isabel Alemany) y el rechazo del PSIB (Aina Rado) y Bloc (Eduard Riudavets) que los socialistas pierdan uno de sus seis diputados en cada Comisión de la Cámara para que sea ocupado por uno de UM.

No obstante, esta votación no tiene carácter vinculante, teniendo en cuenta que no estaba en el orden del día, de forma que aún se tiene que escuchar la opinión que la Junta de Portavoces dará la próxima semana, respecto a la propuesta de los 'populares' para que, posteriormente, la Mesa la vuelva a someter a votación.

Pese a ello, el portavoz socialista en el Parlament, Antoni Diéguez, ya amenazó con presentar una denuncia ante el Juzgado de lo Penal contra el PP y UM, en caso de que, finalmente, aprueben de forma definitiva en la Mesa de la Cámara la citada propuesta para modificar la representación de los grupos en las Comisiones.

Tras la reunión de la Junta de Portavoces, Diéguez criticó que si se decide que su grupo pierda un diputado en cada Comisión, supondría un delito de "prevaricación administrativa" por parte de aquellos grupos que apoyaran la propuesta del PP, teniendo en cuenta que iría "en contra del Reglamento del Parlament y de los dos informes jurídicos presentados hace dos semanas en la Junta de Portavoces por el letrado de la Cámara".

En esta línea, detalló que ambos informes revelan que en la situación actual, los grupos sólo pueden modificar su representación en las Comisiones a través de un acuerdo unánime, ya que no ha existido un cambio en la composición de los grupos, a pesar de la ruptura del pacto de Govern, tras la expulsión el pasado 5 de febrero de los cargos ejecutivos de UM del Ejecutivo balear.

"El presidente del PP, José Ramón Bauzá, dijo que no iba a hacer según qué alianzas con UM, por lo menos, no para hacer chanchullos", recordó Diéguez, quien consideró que "ya tiene el primero encima de la mesa", en referencia al apoyo de los uemitas a la propuesta de los 'populares' para modificar la representación de los grupos en las Comisiones.

Muy contraria es la postura del portavoz 'popular', Francesc Fiol, quien replicó a Diéguez que esto "no es ningún chanchullo", ya que lo único que hace la Mesa del Parlament es "adoptar acuerdos sometidos al principio de legalidad y con el asesoramiento jurídico".

EL PP "SONRÍE" ANTE LA AMENAZA DE DENUNCIA

De este modo, supuso que si el acuerdo adoptado esta mañana por la Mesa hubiera sido ilegal, "el letrado de la Cámara lo hubiera advertido". Por este motivo, aseveró que al PP "no le da ningún miedo" las amenazas del portavoz socialista de denunciar a los miembros de su grupo y a los de UM en la Mesa, sino que "nos hacen sonreír, porque no tiene ninguna posibilidad de prosperar".

Además, Fiol recalcó que los dos citados informes del letrado "no son contradictorios" con el acuerdo de la Mesa, ya que "decían que era perfectamente posible que este órgano reorganizara las Comisiones en base a las proporciones de las mayorías que hay en el Parlament, algo que es coherente con el artículo 39 del Reglamento".

Concretamente, un primer informe señala que sí se pueden llevar a cabo cambios en las Comisiones, si bien precisa que tiene que estar justificado por algún hecho, como podría ser que se hubiesen modificado los grupos parlamentarios.

En este sentido, un segundo informe recuerda la resolución de la Presidencia aprobada con la unanimidad de todos los grupos para que se tuviera en cuenta la correlación de fuerzas en las Comisiones, después de que el ex-parlamentario Bartomeu Vicens pasara al Grupo Mixto, tras su expulsión de UM, formación que también pasó a pertenecer al Grupo Mixto.

Precisamente, desde entonces, el Grupo Mixto cuenta con dos representantes en todas las Comisiones (uno permanente de AIPF y otro que se reparte entre el parlamentario de UM Josep Melià y las dos diputadas de Eivissa pel Canvi, Esperanza Marí y Marián Suárez, de forma que estos tres se alternan en cada Comisión). Además, las Comisiones están formadas por siete diputados del PP, seis del PSIB y dos del Bloc.