12 de noviembre de 2019
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • 23 de septiembre de 2019

    Pimem asegura que la quiebra de Thomas Cook es un "golpe durísimo" para el sector turístico balear

    Auguran unas "pérdidas millonarias" que tendrán su efecto el transporte, la restauración y el comercio

    Pimem asegura que la quiebra de Thomas Cook es un "golpe durísimo" para el sector turístico balear
    Varios turistas hacen cola frente a los mostradores de la compañía Thomas Cook en el aeropuerto de Palma de Mallorca (Baleares), horas después de que la compañía británica anunciase su quiebra, a 23 de septiembre de 2019.ISAAC BUJ - EUROPA PRESS

    PALMA DE MALLORCA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (Pimem), Jordi Mora, ha lamentado "profundamente" la quiebra de la empresa touroperadora Thomas Cook y ha asegurado que se trata de un "golpe durísimo" para el sector turístico de Baleares. "Ahora sí, podemos decir claramente que esta temporada ha sido mala", ha añadido.

    En una nota de prensa, desde la patronal han sostenido que para el archipiélago esta quiebra supone unas "pérdidas millonarias" que tendrán su efecto en otros sectores "muy vinculados con el turismo" como, por ejemplo, el transporte, la restauración o el comercio.

    "Thomas Cook siempre ha tenido una gran vinculación con las Islas, fue una de las empresas pioneras que trajo el turismo, el hueco que deja en el sector es muy grande y difícil de llenar", han explicado.

    En esta línea, el presidente de la Asociación de Pequeños Hoteles, Juan Manuel Ordinas, ha afirmado que el nivel de influencia de Thomas Cook en el sector turístico de Baleares es "muy alto" y que su desaparición "será un golpe duro".

    "Cualquier quiebra es una mala noticia, pero esta es especialmente dura por la vinculación con Baleares y su dimensión económica y laboral, es necesario aclarar como se va a producir la vuelta de los turistas afectados a sus países de origen", ha sostenido.

    El presidente de Pimeco, Toni Fuster, ha augurado una disminución "importante" del consumo durante este final de temporada. "Este anuncio ha sido toda una sorpresa que repercutirá seguro en el comercio de las islas", ha continuado.

    Asimismo, para Fuster es "complicado" realizar una previsión de las cifras aproximadas a las que puede hacer frente el comercio. "El turismo británico es el principal mercado de Baleares, aún es pronto para visualizar los efectos de esta quiebra, pero la notaremos seguro", ha dicho.

    Para leer más