17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 6 de mayo de 2019

    El PP recuerda que ya advirtieron sobre los costes de la "mala gestión" municipal en el chiringuito de Cala Gració

    IBIZA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

    El candidato del PP a la alcaldía de Sant Antoni, Marcos Serra, ha recordado que ya habían advertido sobre los costes económicos que podía provocar la "mala gestión" del Ayuntamiento en relación al chiringuito de Cala Gració.

    Serra ha lamentado que ahora, por no actuar "correctamente", el Ayuntamiento se tenga que enfrentar a los recursos de los propietarios, que exigen más de 600.000 euros de indemnización.

    El PP ha criticado que se ha llegado a este punto por las "injustificables actuaciones" del equipo de gobierno, que vio oportuno emitir informes favorables para la instalación del kiosco y aprobar de urgencia la licencia para después no permitir su apertura "al ver el revuelo social que había levantado".

    Además, posteriormente aprobaron "con prisas y en un pleno mal convocado", según el PP, la suspensión cautelar del permiso del chiringuito en un procedimiento "inadecuado" que invitaba a "mayores indemnizaciones".

    Los 'populares' han reiterado en varias ocasiones su oposición a la instalación de este chiringuito en la costa de Cala Gració y también al procedimiento que ha llevado a cabo el equipo de gobierno para "enmendar su error" después de otorgar una licencia por "voluntad política", ya que "podían y debían haber emitido un informe desfavorable desde un principio y no habría ahora ningún chiringuito con licencia en la costa de Sant Antoni ni se estaría ante una posible indemnización de 600.000 euros".

    Serra ha criticado así la "actitud" del equipo de gobierno "de no escuchar, actuar a golpe de críticas y gobernar sin haber sabido gestionar durante toda la legislatura".

    En este sentido, han recordado que el PP nunca ha concedido ninguna licencia para la instalación de chiringuitos durante sus mandatos y que la Demarcación de Costas siempre ha secundado la voluntad de los ayuntamientos a pesar de no ser vinculantes, por lo que se podría haber evitado esta situación.

    Marcos Serra ha destacado que el PP informará desfavorablemente ante todas las peticiones que puedan surgir para la instalación de kioscos u otras actividades molestas en la zona marítimo terrestre de Sant Antoni "para mantener y conservar la costa y las playas lo más vírgenes posible como se había hecho hasta el momento".

    Para leer más