19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • 20 de octubre de 2014

    El PSIB pide la retirada de la ordenanza de subvenciones de Palma porque "veta cualquier crítica ciudadana"

    PALMA DE MALLORCA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El PSIB ha pedido este lunes la retirada total de la ordenanza de subvenciones de Palma al entender que "veta cualquier crítica ciudadana" por excluir los actos "de carácter reivindicativo".

    Según ha informado el partido en un comunicado, la ordenanza debe ser objeto de diálogo con el tejido asociativo. Además, ven necesario la eliminación de la "cláusula mordaza del artículo 6.3, que excluye la posibilidad de subvención municipal cualquier acto de carácter reivindicativo".

    Los socialistas han presentado este lunes una alegación solicitando la retirada del proyecto, ya que, a pesar de la necesidad de actualizar las bases reguladoras para la concesión de subvenciones por parte del Ayuntamiento de Palma y sus organismos autónomos, el texto incurre, "en algunos de los malos vicios que el gobierno Isern ha hecho gala durante esta legislatura".

    Así lo ha denunciado la concejala del PSIB, Begoña Sánchez, que sustenta la alegación en la falta de diálogo y consenso con la sociedad civil y en el hecho "inaceptable en un Estado de derecho de la exclusión ideológica de la concesión de subvenciones de asociaciones y entidades que, a juicio del consistorio, realicen actos de carácter político o reivindicativo".

    Sobre este tema, Sánchez ha indicado que la ordenanza intenta limitar los derechos ciudadanos y de las entidades sociales, imponiendo criterios subjetivos para evitar cualquier crítica ciudadana y se convierte en "un instrumento de represión en sintonía con la ley de 'seguridad' ciudadana de Rajoy y la ley de símbolos de Bauzá".

    El artículo 6.3, de requisitos para el otorgamiento de subvenciones, va "más allá de la normativa estatal", excluyendo de la posibilidad de subvención cualquier acto de carácter reivindicativo.

    En concreto, dice que "no pueden ser objeto de subvención las actividades que incluyan, de forma originaria o sobrevenida, actos de carácter político o reivindicativo, ni las que por cualquier medio sean utilizadas, aunque sea a título de mera tolerancia, para llevar a cabo este tipo de actos....".

    De esta manera, el PSIB indica que "nos podemos encontrar con que una resolución definitiva de una subvención puede quedar en papel mojado si la administración considera que el acto subvencionado se ha convertido de manera sobrevenida en un acto de carácter reivindicativo" ha explicado Sánchez, quien ha criticado que "la incapacidad del Gobierno municipal para resolver los problemas de la ciudad.

    Los socialistas han lamentado que el texto sea fruto de la redacción "unilateral" por parte del equipo de Gobierno, sin escuchar la opinión de las entidades afectadas. Esta situación, dice, contradice el reglamento de Participación Ciudadana, según el cual le corresponde a Cort garantizar e impulsar la utilización de metodologías participativas, garantizando la existencia de canales de participación suficientes y el acceso a una interlocución con el gobierno de la ciudad.

    Así, "el Ayuntamiento podría haber trabajado conjuntamente con las entidades los problemas de aumento de la carga burocrática que vienen denunciando, a través de la mejora de los mecanismos telemáticos, y de la supuesta indefensión a la que les aboca el nuevo texto, que incorpora novedades no consensuadas, como la sustitución de la notificación individual por la publicación en el BOIB", concluye la socialista.

    Para leer más