19 de noviembre de 2019
14 de julio de 2010

Rajoy acusa a Zapatero de crear con el Estatut "una crisis institucional de consecuencias imprevisibles"

Tras la sentencia del TC, pide crear un proyecto común que respete "los sentimientos de todos"

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha acusado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de haber ido "de engaño en engaño" con el Estatut hasta crear "una grave crisis institucional, de consecuencias imprevisibles", y le ha exigido que revisado el texto por el Tribunal Constitucional "deje el asunto en paz, sea el primero en defender la sentencia sin añadir más leña al fuego con nuevas promesas que sólo buscan la rentabilidad electoral inmediata".

Esta ha sido una de las exigencias del líder de la oposición este miércoles a Rodríguez Zapatero en su primera intervención en el Debate sobre el estado de la Nación. Rajoy acusó permanentemente al presidente del Gobierno de ser una persona en la que no se puede confiar y puso el proceso estatutario catalán como ejemplo, porque con él el jefe del Ejecutivo ha cometido "engaños en todas las direcciones".

Engañó, ha dicho el líder de los populares, a los ciudadanos catalanes cuando les aseguró en un mitin que aprobaría lo que acordarse el Parlamento catalán; después al PSC, al que "ninguneó" al llegar a acuerdos con CiU, a la que luego "también engañó". "A continuación, engañó a los españoles cuando les dijo que el Estatut estaba limpio como una patena y libre de cualquier contaminación inconstitucional", ha continuado.

"¿Cómo se puede confiar en usted?", ha inquirido Mariano Rajoy. "Le pido que no juegue más con la gente", ha añadido, para denunciar que mientras el PSOE y el Gobierno proclaman que el Tribunal Constitucional respalda la mayoría del Estatut, el presidente catalán y dirigente del PSC, José Montilla, "encabeza una protesta contra el fallo". "Una cosa aquí y otra allí. Un nuevo engaño", ha insistido Rajoy.

"ESPAÑA NECESITA UN PROYECTO COMÚN"

El líder del PP ha continuado su discurso pidiendo que, concluido el trabajo del Tribunal Constitucional con el Estatut, se mire "al futuro". A su juicio, es "lo que procede ahora".

"España necesita un proyecto común en el que quepamos todos, en el que se respeten los consensos constitucionales, en el que no se juegue a dividir sino a sumar y no se engañe a los ciudadanos. En el que se entiendan y respeten los sentimientos de todos y en el que el gobierno de la Nación se ocupe de resolver los problemas de los ciudadanos y no de acrecentarlos", ha concluido.