27 de septiembre de 2020
12 de agosto de 2020

Recogen firmas para pedir "Justicia para Grisito", el gato torturado hasta la muerte en Manacor

Exigen una revisión del Código Penal, que consideran obsoleto, para que "la cruel muerte de Grisito no quede impune"

Recogen firmas para pedir "Justicia para Grisito", el gato torturado hasta la muerte en Manacor
Grisito, el gato torturado hasta la muerte en Manacor. - POLICÍA NACIONAL/POLICÍA LOCAL DE MANACOR

PALMA DE MALLORCA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Activistas animalistas han lanzado una campaña de firmas en la plataforma Change.org para reclamar "Justicia para Grisito", el gato torturado hasta la muerte en Manacor, Mallorca.

Con estas firmas exigen una revisión del Código Penal, que consideran obsoleto, para que "la cruel muerte de Grisito no quede impune".

Dos jóvenes fueron detenidos por la Policía por un delito de maltrato animal en relación a estos hechos, que tuvieron lugar en la madrugada del sábado.

Los aullidos de un gato despertaron a los vecinos, quienes observaron cómo cuatro jóvenes tenían atado a un gato a la vez que lo estaban agrediendo para posteriormente terminar con su vida.

La Policía ha destacado que, en un momento dado, uno de los jóvenes, cuando tenían al gato atado con una cuerda, comenzó a meter los dedos en los ojos del animal, logrando sacar fuera de la cuenca orbital uno de ellos, y acabando con su vida. Una vez que acabaron con su vida dejaron al felino en la vía pública y un vecino lo metió en un contenedor.

Una ciudadana ha iniciado una campaña de recogida de firmas que ya supera los 2.000 apoyos. La petición está dirigida a la Dirección General de los Derechos de los Animales, el Ministerio de Sanidad, el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y el presidente, Pedro Sánchez.

Con esta campaña también se reivindican mejoras en las ordenanzas municipales y que las autoridades "cumplan con sus competencias". Asimismo, animan a realizar "campañas de concienciación efectivas".

Por otro lado, se ha convocado para el próximo 5 de septiembre una protesta en la plaza Ramon Llull de Manacor para reclamar que los autores de la tortura al animal "paguen las consecuencias".