11 de julio de 2020
29 de mayo de 2020

Las residencias de Baleares deberán presentar un plan de contingencia a Salud para recibir nuevos usuarios

PALMA DE MALLORCA, 29 May. (EUROPA PRESS) -

Las residencias del archipiélago balear deberán presentar un plan de contingencia para recibir nuevos usuarios, ante la situación generada por el coronavirus (COVID-19), con el fin de garantizar la seguridad de los residentes y de los trabajadores, y respondiendo a la exigencia del equipo de coordinación sociosanitaria formado por directivos de los consells insulares y de la Conselleria de Servicios Sociales y Deportes y de Salud y Consumo.

Según ha informado la Conselleria de Salud este viernes en nota de prensa, en este documento se deberá detallar de forma exhaustiva los recursos humanos y materiales de los que disponen, así como de qué manera está previsto organizar la actividad en zonas diferenciadas para poder aislar a personas con síntomas compatibles con la COVID-19 o bien personas que son casos confirmados, o que han sido contactos estrechos de un caso confirmado, con el fin de ubicar a cada usuario en el área más adecuada según su situación ante el virus.

Además, ha añadido, a todos los residentes se les realizará una valoración para poder ofrecerles el recurso sanitario más adecuado a cada uno en caso de descompensación o de infección por SARS-CoV-2.

En esta línea, ha explicado, cada residente deberá tener un plan actualizado de cuidados que contemple todas las áreas esenciales de una persona --alimentación e hidratación, curas de piel y prevención de úlceras por presión--; así como la movilización y mantenimiento de la postura; higiene y vestimenta, el control de diuresis y de las deposiciones y la estimulación del aprendizaje, entretenimiento y ocio.

VISITAS E INFORMACIÓN A LOS FAMILIARES

Por otro lado, la Conselleria ha anunciado, contarán con un plan de comunicación con las familias para mantener un contacto fluido que permita a los familiares conocer el estado del residente, así como que el residente pueda tener también información de su familia y contacto en línea siempre que sea posible.

Al respecto, ha advertido que las residencias deberán garantizar que las visitas se produzcan de forma segura, con todas las medidas que recomienda la autoridad sanitaria, tales como la higiene de manos, el mantenimiento de la distancia de seguridad y el uso de mascarillas.

De este modo, ha explicado Salud, tendrá que haber desinfectantes para las manos en puntos estratégicos en todos los espacios, pañuelos de papel y contenedores de residuos con tapa de apertura con pedal.

Además de ello, ha añadido, se establecerán circuitos para las visitas y los profesionales, y tendrán un protocolo de desinfección de zonas comunes de usuarios --comedor, gimnasio, salas de ocio y actividades-- y de trabajadores --vestuarios y office--.

RECURSOS HUMANOS Y MATERIALES

Por último, en relación a recursos humanos, los centros tendrán que indicar los trabajadores de los que disponen por categoría y por turno por la mañana, tarde y noche, y la ratio de profesionales y usuarios.

Igualmente, en cuanto a la organización de profesionales, ha dicho que las residencias deberán facilitar que cada trabajador atienda siempre a un número de usuarios para evitar al máximo la propagación del virus si existiera un caso. También será importante reflejar si hay profesionales trabajando en otros centros sociales o sanitarios.

Asimismo, deberán garantizar una formación adecuada y adaptada a todos los trabajadores, tanto relacionada con la enfermedad como de seguridad y medidas de protección y EPI, y limpieza.

En el plan de contingencia tendrá que comunicar, de igual modo, ha añadido la Conselleria de Salud, si residentes y trabajadores están informados sobre las acciones que se están tomando para protegerles; si trabajadores conocen el documento actualizado de Recomendaciones de prevención y protección en centros sociosanitarios y residencias de personas mayores y discapacidad en la comunidad autónoma ante la epidemia de la COVID-19 y el informe de valoración y traslado de los residentes, y el circuito de comunicación de casos y contactos.

Respecto a los recursos materiales, las residencias comunicarán sus stocks de jabón, papel y/o solución desinfectante; de cubos con pedal, mascarillas quirúrgicas para trabajadores y usuarios, batas y delantales, guantes y protección ocular --gafas y pantallas--.

Será cuando el equipo de coordinación sociosanitaria reciba toda esta información detallada en el plan de contingencia, que valorará si la residencia puede recibir a usuarios.

Para leer más