17 de enero de 2021
24 de noviembre de 2020

Salud interviene la residencia para personas con discapacidad Amadiba 325

Salud interviene la residencia para personas con discapacidad Amadiba 325
Personal sanitario con material de protección frente al coronavirus. - SAE - ARCHIVO

PALMA DE MALLORCA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud y Consumo ha ordenado este martes la intervención de la residencia para personas con discapacidad Amadiba 325, ubicada en Palma, después de haberse detectado un brote que afecta a ocho de los diez usuarios y a tres trabajadores. En estos momentos, todos los residentes han sido evaluados y permanecen en el centro.

Según ha informado la Conselleria en un comunicado, el pasado domingo se detectó a dos profesionales positivos y el mismo día se cribó a todo el centro. "Dado que las características y el perfil de discapacidad de los usuarios de la residencia hace complicado seguir de forma estricta las medidas de protección, de distancia de seguridad o de uso del espacio, se considera probable que la práctica totalidad de los residentes estén infectados por SARS-CoV-2, y que también haya otros profesionales afectados", indica Salud.

El mismo domingo, la Subdirección de Cronicidad del Servicio de Salud envió personal del equipo de apoyo a las residencias, para implementar y coordinar todos los procedimientos necesarios para frenar la propagación del virus, sectorizar la residencia y garantizar un aislamiento seguro con la adecuada vigilancia de todos los usuarios en función de su estado de salud y el resultado de las pruebas PCR. Como en otras intervenciones, también se ha iniciado la formación al personal, que empezó este lunes.

Asimismo, la Conselleria ha considerado oportuno dictar una resolución para intervenir, durante 20 días, el control de la gestión sanitaria asistencial en relación a todos los procesos relacionados con la COVID-19 del centro de servicios sociales de carácter residencial.

Igualmente, se ha designado a una misma coordinadora sanitaria, cuyas funciones son controlar, coordinar y dirigir la actividad asistencial sanitaria del centro, así como del equipo de personal de la residencia y, en su caso, el asignado por el Servicio de Salud de Baleares.

A partir de ahora, el personal, equipo directivo y la titularidad de dicho centro, así como los propios residentes, se regirán por las instrucciones, órdenes y disposiciones de la coordinadora en los procesos relacionados con la COVID-19.

Desde el inicio de la pandemia, el equipo de coordinación sociosanitaria formado por directivos de los consells insulares de Menorca, Eivissa, Formentera, el IMAS y las consellerias de Servicios Sociales y Deportes y de Salud y Consumo realizan un seguimiento diario de la situación en los centros, que deben contar con un plan de contingencia y cumplirlo.

Cabe recordar que el Govern ha intervenido hasta el momento dos residencias de personas con discapacidad, ambas durante la segunda ola -Amadiba 325 y Sa Nova Residencia del Patronato Joan XXIII (Inca)-.

Asimismo, ha intervenido nueve residencias para personas mayores desde el inicio de la pandemia. Durante la segunda ola han sido Bell Entorn, Sèniors Inca, DomusVi Can Carbonell, DomusVi Santanyí, la residencia del Hospital de Llevant, la residencia Reina Sofia (Eivissa) y Es Ramal (Menorca). Durante la primera ola fueron Oasis y DomusVi Palma.

Para leer más