19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 15 de agosto de 2019

    Santa Eulària recibe el visto bueno para usar canalizaciones que lleven agua desalada a distintas zonas del municipio

    IBIZA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Santa Eulària, en Ibiza, ha recibido el visto bueno de la Conselleria balear de Salud para el uso de las canalizaciones que deben suministrar agua desalada en Es Canar, Cala Leña y La Joya.

    Según ha informado el Consistorio, los usuarios han comenzado a recibir agua de pozo mezclada con agua desalada, lo que mejorará la calidad y estabilidad del suministro.

    En total, el Ayuntamiento ha ejecutado la construcción de 10 kilómetros de tuberías, asumiendo íntegramente un gasto superior al millón de euros.

    En mayo, ha recordado, recibían la autorización de Salud para suministrar agua desalada a través de la arteria norte sufragada también por el Consistorio, lo que supuso un mejor suministro para 700 usuarios.

    La pasada semana recibían el permiso para extender el servicio hasta Es Canar, La Joya y Cala Leña, donde los pozos habían registrado problemas para el consumo humano por exceso de cloruros e incluso arsénico.

    En estos momentos, en la zona de Sant Carlos y Cala Leña se utiliza un 35 por ciento de agua desalada, cantidad que sube al 50 por ciento en el caso de La Joya.

    En Es Canar se está aportando un 60 por ciento de agua desalada y el objetivo es que sólo el 20 por ciento sea agua de pozo cuando termine el verano.

    El Ayuntamiento confía además en obtener en unas dos semanas un certificado de Sanidad sobre si el agua suministrada a Es Canar y La Joya es apta.

    A finales de 2018, ha recordado el Ayuntamiento, se recibió la autorización para usar la canalización de suministro para los vecinos de Roca Llisa.

    Tras estas mejoras, unos 6.500 usuarios se benefician ya del suministro de agua desalada, según el Consistorio. Los valores medios de agua desalada aportada se sitúan por encima del 35 por ciento.

    Para leer más