21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • 10 de julio de 2014

    El IB-Salud hace revisiones médicas a 47 niños saharauis acogidos por familias de Baleares

    Uno de los objetivos principales es detectar enfermedades que se puedan tratar durante los meses de estancia

    El IB-Salud hace revisiones médicas a 47 niños saharauis acogidos por familias de Baleares
    CAIB

       PALMA DE MALLORCA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) - -

       El Servicio de Salud hace revisiones médicas a 47 niños saharauis de ocho a diez años --38 en Mallorca, 2 en Menorca y 7 en Ibiza-- que llegan por primera vez a las Islas Baleares acogiéndose al programa 'Vacaciones en paz 2014', que se enmarca en un convenio de cooperación directa y ayuda humanitaria del Govern promovido por la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui.

       Este grupo de 47 niños forma parte de un total de 97 que proceden de los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia), que son acogidos por familias de la Comunidad balear desde el 2 de julio hasta el 1 de septiembre.

       Al resto, que ya nos han visitado en programas anteriores y tienen una historia clínica abierta, se les hará la revisión en los centros de salud que correspondan a cada familia acogedora.

       En Mallorca, 22 de las revisiones se hacen en el Centro de Salud de Son Ferriol (Palma), 9 en el Centro de Salud Es Blanquer (Inca) y 7 en el Hospital de Manacor.

       El gerente de Atención Primaria, Alberto Anguera, ha visitado el CS Son Ferriol, donde el pediatra y responsable de salud de la Associació d'Amics del Poble Sahrauí de les Illes Balears, Pep Bibiloni, y el equipo de pediatría del centro hacen las revisiones de salud de manera voluntaria.

       Esta actuación solidaria permite homogeneizar y agilizar la atención de salud de estos niños, que viven confinados en campos de refugiados, con escasez de recursos sanitarios, con patologías prevalentes y una alimentación pobre en calorías y en variedad.

       Uno de los objetivos principales es detectar enfermedades que se puedan tratar durante los meses de estancia. La colaboración de los profesionales de la atención primaria y de los centros hospitalarios es, pues, decisiva.

    REVISIÓN DE SALUD Y ENFERMEDADES MÁS PREVALENTES

       El equipo asistencial está formado por pediatras y enfermeras voluntarios, que hacen la anamnesis --recogida de información proporcionada por el propio paciente durante la entrevista clínica-- y la exploración pediátrica. Según los resultados, hace un diagnóstico y recomiendan los tratamientos más idóneos.

       En los casos en que sea necesario se deriva al niño al especialista para tratar sus problemas de salud lo antes posible. El niño queda registrado y se le abre un historial clínico para hacerle el seguimiento adecuado.

    PATOLOGÍAS MÁS PREVALENTES

       Las patologías más prevalentes son la malnutrición crónica, la anemia, la fluorosis dental (anomalía en las piezas dentales) y la caries, los defectos de la refracción ocular, el bocio (tumor de la glándula tiroidea, por exceso de yodo en el agua), la enfermedad celíaca, la litiasis renal, la parasitosis intestinal y las enfermedades de la piel.

       A causa de la alta prevalencia de la litiasis renal, se hace a todos los niños un análisis de orina sencillo (tira reactiva) para detectar la presencia anómala de sangre en la orina. Si se considera conveniente, también se pueden solicitar analíticas de sangre y estudios parasitológicos.

       Asimismo, se llevan a cabo consultas oftalmológicas y revisiones dentales gracias a la ayuda solidaria de instituciones privadas implicadas en el proyecto. En la revisión ocular se valora la agudeza visual y también se hacen revisiones a los niños a quienes se prescribieron gafas en años pasados. En la revisión odontológica se examina si hay caries y maloclusión.

       Unos 165.000 refugiados saharauis viven en los campamentos de Tinduf, en Argelia. Esta zona es muy árida y sufre unas condiciones meteorológicas adversas durante todo el año, pero especialmente en verano, con agua de muy mala calidad en el subsuelo, no apta para el consumo por su gran conductividad y por la contaminación.

       La alimentación de la mayoría de las familias es escasa y poco variada, lo cual es la causa principal de la malnutrición aguda y crónica, y depende básicamente del reparto de la ayuda humanitaria.

    Para leer más