25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 22 de marzo de 2008

    Sucesos.- El incendio de la nave de Spar en Son Castelló está prácticamente extinguido desde las 06.00 horas de hoy

    Un total de 40 bomberos permanecen en el lugar donde las llamas calcinaron una nave industrial de 4.500 metros cuadrados

    PALMA DE MALLORCA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Un total de 40 bomberos y diez vehículos permanecen en el Polígono de Son Castelló, donde han continuado durante toda la madrugada las labores de extinción de un último foco del incendio generado ayer por la tarde en Palma, y que ha calcinado una nave industrial de 4.500 metros cuadrados de la empresa de alimentación Spar, que a las 06.00 horas estaba prácticamente apagado, después de que fuese controlado a las 21.00 horas de la pasada noche.

    En declaraciones a Europa Press, el portavoz de los Bomberos de Palma, Rafael Bonín, explicó que a lo largo de esta noche, también se desplazaron hasta la calle Ferrer de la capital balear varios agentes de la Policía Nacional, con el objetivo de recoger muestras del incendio para que la policía científica comience a analizar las causas de este suceso, que no ha causado daños personales.

    Sin embargo, las llamas provocaron cuantiosos daños materiales, dado que toda la nave, en la que se almacenaban alimentos y otros productos de supermercado, quedó totalmente destruida como consecuencia de las llamas, que también calcinaron cuatro camiones de gran tamaño que se encontraban en su interior.

    Bonín subrayó que hasta las 06.00 horas las labores de extinción del incendio fueron "muy intensas", e informó de que los 40 agentes continuarán en el Polígono de Son Castelló durante todo el día de hoy, hasta poder apagar un último foco de "difícil acceso", situado en la zona central del almacén, donde, actualmente, continúa habiendo llamas de "baja intensidad y altura", precisó.

    Así, el portavoz de los Bomberos de Palma lamentó que, debido a la peligrosidad que supone la posibilidad de que se derrumbe el techo de la nave industrial, los bomberos no hayan podido acceder a su interior, por lo que se está intentando apagar las llamas desde el exterior del mismo, mediante ocho vehículos equipados con autobombas y cuatro camiones cisterna de Emaya, que suministran agua a los bomberos.

    También destacó Bonín que el incendio "no ha afectado a ninguna de las dos naves colindantes", de cuatro y ocho metros y que almacenan aparatos eléctricos y material de distribución, respectivamente. No obstante, indicó que como consecuencia de las altas temperaturas ocasionadas por las llamas, saltaron las alarmas de estos dos almacenes, que en ningún momento se vieron en peligro de ser calcinados, según dijo.

    INCENDIO DE GRAN MAGNITUD

    Ante la magnitud del siniestro, desde las 18.30 horas de ayer acudieron al lugar los 40 bomberos que se encontraban en la central, por lo que fue necesario reforzar el servicio con 15 agentes más, con el objetivo de que se encargasen de atender otras posibles urgencias, como el incendio ocasionado a las 06.19 horas en una vivienda situada en la calle Ricardo Ankerman, número 49, bajos, que ya ha sido extinguido y que ha obligado a trasladar a una persona al Hospital de Son Llàtzer por inhalación de humos.

    Por otra parte, Bonín manifestó que en las próximas horas, los agentes revisarán el estado de la estructura de la nave industrial, que está "bastante dañada", pero que, sin embargo, "no ha caído, lo que dificulta las labores de extinción". Finalmente, reveló que una vez que se ha comprobado que no había nadie atrapado en la nave industrial, los bomberos trataron de contener el fuego para evitar que éste se extendiese a otros almacenes, como consecuencia del fuerte viento que azotó ayer la isla.

    Los Bomberos de Palma recibieron a las 18.12 horas de ayer un aviso telefónico informando de que salía humo de una nave industrial, situada en la calle Ferrer de la capital balear, por lo que tres minutos después se personó una patrulla, que certificó la existencia de un incendio en un almacén de la cadena de supermercados Spar.

    Ante la magnitud del incendio, acudieron al lugar los 40 bomberos que se encontraban en la central, así como dos camiones cisterna de Emaya para suministrar agua a los bomberos. Asimismo, el regidor de Seguridad Ciudadana, Antonio Donaire, permaneció en el Polígono Son Castelló, hasta que el incendio fue prácticamente controlado para conocer de "primera mano" cómo se llevaban a cabo las labores de extinción.