4 de junio de 2020
23 de julio de 2008

El Teatre Principal ofreció 75 espectáculos y recibió 50.000 espectadores en su primer año de actividad tras la reforma

Joan Arrom considera que la apertura de la sala pequeña ha favorecido la diversificación y la posibilidad de ofrecer propuestas más arriesgadas y minoritarias

PALMA DE MALLORCA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Teatre Principal de Palma ofreció un total de 75 espectáculos, entre música y artes escénicas, a lo largo de su primer año completo de actividad, tras la reinauguración posterior a la rehabilitación del céntrico edificio, que fue cerrado en 2001 para iniciar su nueva etapa el verano pasado y, desde entonces, recibió 49.254 espectadores, casi dos terceras partes de ellos en lo que va de 2008.

La valoración que realiza de toda esta actividad el director de la fundación que lo gestiona, Joan Arrom, es "positiva", especialmente porque "nos hemos encontrado con el público y hemos hecho público nuevo", según explicó en declaraciones realizadas a Europa Press, en las que consideró que los resultados fueron "adecuados al tipo de programación que hemos ofrecido", centrada en ofrecer calidad.

Para ello, ha contado con un elemento indispensable, la apertura de una segunda sala más pequeña, con aforo para 140 espectadores, frente a los 840 que puede albergar la principal; y que ha permitido diversificar la actividad del Teatre Principal, al ofrecer propuestas más "arriesgadas y minoritarias" y, al mismo tiempo, dar oportunidades a grupos de las islas, aclaró Arrom, cuya experiencia en el sector se remonta a la década de los 80.

Del total de espectáculos ofrecidos en este periodo, 30 fueron musicales --entre conciertos, óperas y zarzuelas--, 28 teatrales, siete de danza, cinco actos institucionales y otros tantos recitales poéticos --incluido el Festival de Poesía del Mediterráneo--. Aunque, cabe aclarar un diferencia importantes, las propuestas escénicas incorporaron en todos los casos un número variable de representaciones, a diferencia del resto.

Entre todos ellos, Arrom destacó como propuesta más atrevida la programación de dos óperas contemporáneas, 'La voz humana' y 'Una voz en off' y, como ejemplo de diversificación, los conciertos de Nou Romancer, Vacabou o Patty Smith, dirigidos a públicos muy distintos; aunque consideró que la sorpresa más grata fueron obras como 'El hombre almohada', 'La zaranda' o 'Les etourdies'.

En su primer año de la nueva etapa, el Teatre Principal recaudó un total de 459.000 euros brutos --a los que cabe descontar los pagos a SGAE, Servicaixa y a algunos artistas, que trabajan a taquilla-- y que han generado sobre todo los conciertos y obras que se han representado desde septiembre en la sala grande, como 'La plaça del diamant', 'Intimidat', 'La Toscana', o 'Cóm pot ser que t'estimi tant'.

COPRODUCCIONES

Otro aspecto a tener en cuenta del funcionamiento del emblemático teatro mallorquín durante el último año fueron las producciones propias y las coproducciones con otras instituciones del ámbito escénico, que Arrom se mostró dispuesto a estimular al máximo, como prueba el hecho de que, antes de que acabe este mes, firmará un acuerdo que permitirá representar 'La vida lluny dels poetes', de Josep Pere Peyró.

Esta producción se hará posible gracias al convenio firmado con los centros de artes escénicas de Gerona, Terrasa y Reus, y se empezará a representar en febrero en esta última ciudad, para llegar a Palma una semana más tarde --aunque dentro del mismo mes--. Además, el acuerdo incluye intercambio de proyectos propios de cada uno de las entidades que lo suscriben, puntualizó Joan Arrom.

Pero, el espectro de las colaboraciones aún es más amplio, porque la fundación que gestiona el Principal también coproducirá, conjuntamente con el Teatre Nacional de Catalunya, el espectáculo dramático 'Mort de dama', de Llorenç Villalonga, que llegará a Palma en marzo de 2009 y, redondeando lo anterior, se está perfilando un acuerdo marco que permitirá establecer una cooperación continua entre las dos instituciones.

DE CHÉJOV A ENTREMESES

En cuanto a las producciones que el Teatre Principal realizará en solitario, su director expuso que, en septiembre, se estrenará 'Ivanov' --versión de una obra de Antón Chéjov--, que estará dirigida e interpretada por Pep Tosar; en octubre se ofrecerá 'El llibertí', que ha triunfado en Cataluña; y, ya en noviembre, llegará 'Melodies de Brouvell', una adaptación de varios entremeses mallorquines que dirigirá Pere Fullana.

Dentro de las actividades realizadas a lo largo del último año, Arrom también destacó la "normalización" de las relaciones con las diversas asociaciones del sector teatral, así como la colaboración pactada con la Escuela Superior de Arte Dramático de Baleares (Esadib) para la formación de nuevos dramaturgos, un curso que ofrecerán los especialistas Josep Sanchís Sinisterra y Sergi Belbel.

SEIS AÑOS CERRADO

Cabe recordar que el Teatre Principal cerró sus puertas el 28 de febrero de 2001 con una representación de 'Mefistofele', para permanecer cerrado hasta el 20 de abril de 2007, cuando fue reinaugurado --poco antes de las elecciones autonómicas y municipales del 28 de mayo-- con un concierto del pianista Ivo Pogorelich, manteniendo una incipiente programación musical hasta mediados de junio, cuando cerró de nuevo para finalizar las obras.

No fue hasta el mes de septiembre cuando abrió sus puertas, esta vez con un concierto de Santiago Auserón, para desarrollar a continuación una intensa actividad que no cesó hasta el pasado domingo, 13 de julio, con el espectáculo teatral 'Xocolat project', del grupo Disperses.

(EUROPA PRESS BALEARES)