20 de marzo de 2019
  • Martes, 19 de Marzo
  • 10 de enero de 2008

    Thomàs y Castillo mantienen hoy su primera reunión para intentar lograr un pacto global en materia de salud

    Coinciden en que no hay que fijarse un plazo para alcanzar un acuerdo, si bien señalan que éste "no debe ser indefinido"

    PALMA DE MALLORCA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El conseller de Salud y Consumo, Vicens Thomàs, y la portavoz del PP en materia sanitaria, Aina Castillo, mantendrán hoy por la tarde su primera reunión para intentar lograr un pacto global que dé "estabilidad" a la salud en Baleares, tal como acordaron el pasado 21 de noviembre el presidente del Govern, Francesc Antich, y la líder 'popular', Rosa Estarás.

    En declaraciones a Europa Press, Thomàs señaló que durante esta primera reunión, intentará fijar "posiciones comunes" con Castillo en los temas básicos del sistema de salud público y privado, que puedan ser consensuados con el conjunto de las fuerzas políticas y que se refieran a la financiación, las infraestructuras, los recursos humanos y los proyectos profesionales.

    Así, consideró que tratará de alcanzar un pacto con el PP sobre aquellos pilares "básicos" del sistema de salud, con el fin de que sean "asumidos por todas las formaciones y, por tanto, queden fuera de la lucha diaria entre los partidos políticos". En este sentido, manifestó que este acuerdo permitirá que no existan grandes cambios en materia sanitaria cuando haya alternancia política en el Ejecutivo autonómico.

    Thomàs expresó su convencimiento de que en los 'populares', existe un "ánimo sincero" de lograr un pacto en materia sanitaria, si bien apuntó que aún falta el primer contacto formal, que se producirá mañana.

    Preguntado sobre si confía en alcanzar un acuerdo antes de las elecciones generales del 9 de marzo, el conseller estimó que es "bueno no fijarse espacios de tiempo", si bien dijo que estos no deben ser "indefinidos". "Nadie nos ha pedido que nos fijemos un plazo fijo, pero lo lógico es alcanzar un pacto en un tiempo razonable", concluyó.

    "PREDISPOSICIÓN" DEL GOVERN

    En similares términos se expresó la dirigente del PP y ex-consellera de Salud, Aina Castillo, quien, en declaraciones a Europa Press, manifestó que el plazo para alcanzar un acuerdo dependerá de la "predisposición" del Govern para "mejorar la calidad del sistema sanitario de Baleares, desde el punto de vista de los pacientes y los profesionales".

    En esta línea, reveló que durante las negociaciones, intentará lograr una mejora de la prestación y la educación sanitaria a los ciudadanos, así como de las condiciones laborales de los profesionales sanitarios, con el fin de que estos se sientan "más implicados".

    "Hoy nos sentaremos por primera vez para llevar a cabo lo que nos han encargado Antich y Estarás", aseveró, refiriéndose así al acuerdo alcanzado entre estos dos dirigentes políticos, quienes se comprometieron a redactar un pacto de Estado en materia de salud, que aborde la humanización de la sanidad, las listas de espera, la calidad asistencial, la prestación bucodental de niños y mayores, el impulso de la atención primaria, más infraestructuras y la salud mental.

    No obstante, Castillo no quiso adelantar los asuntos que intentará abordar en la primera reunión con Thomàs, debido a que, según subrayó, las negociaciones se tienen que llevar a cabo "tranquilamente y sin presiones mediáticas de plazos, que serían contraproducentes a la hora de alcanzar un acuerdo". No obstante, manifestó que el pacto no se debe retrasar mucho en el tiempo, ya que si no, "no tendría sentido en esta legislatura".

    Por otra parte, recalcó que el área de salud no debe estar sujeta a intereses políticos y, en este sentido, recordó que los programas electorales de los diferentes partidos en materia sanitaria son "similares", de forma que la única diferencia se encuentra en las "prioridades y en el momento de ejecutarlas".

    Finalmente, la portavoz 'popular' consideró que su partido puede llegar a un gran pacto por la salud con el Govern y lamentó que en la pasada legislatura "se rompió el acuerdo" entre el Ejecutivo y los partidos de la oposición, tras la oposición de estos a construir el hospital de referencia de Baleares en Son Espases.