13 de agosto de 2020
11 de septiembre de 2009

Las tiendas de moda y calzado acumulan la mitad del stock tras finalizar la peor temporada de rebajas, según Afedeco

PALMA DE MALLORCA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las tiendas dedicadas a la moda cerraron la temporada de rebajas con "más de un 45 por ciento de prendas en sus almacenes" al no haber podido venderlas, volumen que asciende al 40% en las de calzado. Circunstancia que se da a pesar de que ese tipo de comercios ajustó sus stocks durante los últimos años para que no se concentraran grandes cantidades de género. ss

De hecho, todos los comerciantes de Mallorca consideran que este miércoles finalizó la "peor temporada de rebajas de los últimos años", según las conclusiones que extrae la patronal sectorial Afedeco en un estudio dado a conocer hoy, en el que queda patente la insatisfacción de las pymes ante los resultados obtenidos, que calificó de "desoladores" en general.

Aunque el pesimismo no alcanza los mismos niveles en todos los casos, el 78% de los consultados en una encuesta realizada por la patronal la consideran una campaña mala o muy mala, un 12% regular y un 10% normal, mientras que absolutamente nadie la calificó de buena, muy buena o excelente. Una situación que resultó especialmente cruda en los establecimientos ubicados en la periferia de Palma.

Algo similar les sucedió a los comercios de la 'part forana', que comparten con los anteriores la circunstancia de que sus clientes naturales son los residentes, por lo que se han visto afectados por la retracción en el consumo que se ha producido a raíz de la crisis económica y, sobre todo, a que las "perspectivas negativas e inseguridad constatadas ha ajustado más su cesta de la compra", apunta Afedeco.

Por contra, los establecimientos del centro de Palma suponen la pequeña proporción que califica las rebajas de 'normales', lo que les convierte en privilegiados en comparación con el resto, a pesar de que la patronal atribuye a sus mejores resultados a "los días de verano que ha habido mal tiempo", que llevan a más turistas a visitar la ciudad, y no a un consumo fluido por parte de éstos.

La caída de las ventas en el periodo de rebajas estivales de 2009 fue del 17% respecto al mismo periodo del año pasado, a pesar de que en esta ocasión empezaron con ofertas que rozaron el 50% para ir agudizándose conforme pasaban las semanas, lo que supone mayor agresividad que en ejercicios anteriores. Y, según Afedeco, esa caída ejemplifica "aún más" la situación negativa de las pymes comerciales.