22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 20 de octubre de 2014

    Un total de 1.047 pruebas rápidas de detección del VIH se realizaron en Baleares en 2013

    Salud incorpora estas pruebas rápidas en siete oficinas de farmacia de las islas de manera voluntaria, anónima y confidencial

    PALMA DE MALLORCA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Durante el año 2013 se realizaron un total de 1.047 pruebas rápidas en los distintos centros de carácter no asistencial, centros de atención a las drogodependencias, Centro de Diagnóstico, Tratamiento y Prevención de Infecciones de Transmisión Sexual (CAITS), Asociación de Lucha Antisida (ALAS) y Médicos del Mundo. Del total de pruebas realizadas, un 1,9 por ciento dieron un resultado positivo.

    Así, el 40 por ciento de las personas que se hicieron la prueba rápida de detección del VIH fueron mujeres y el 60 por ciento, hombres. De ellas, el 35,5 por ciento tenían entre 30-39 años.

    Según los datos de la Dirección General de Salud Pública y Consumo, en el 99,1 por ciento de los casos la causa que motivó la realización de la prueba fue alguna práctica sexual de riesgo.

    Con respecto a la tendencia sexual, de la mayoría de personas que solicitan la prueba rápida, el 71,4 por ciento se definen como heterosexuales; el 21,1 por ciento como homosexuales, y el 4,5 por ciento como bisexuales.

    Con motivo de la celebración del Día Nacional de la Prueba del VIH en España con el fin de recordar la importancia del diagnóstico precoz en esta enfermedad, la Conselleria de Salud ha incorporado la realización de este tipo de pruebas rápidas en siete oficinas de farmacia de las islas de manera voluntaria, anónima y confidencial.

    El diagnóstico tardío dificulta que las personas diagnosticadas puedan recibir un tratamiento adecuado para mejorar su calidad de vida, el seguimiento médico y la información actualizada para adoptar las medidas precisas que eviten la reinfección y la transmisión del virus a otras personas. En las islas, el retraso en el diagnóstico llega al 54 por ciento de los nuevos casos de VIH (virus de inmunodeficiencia humana).