20 de mayo de 2019
  • Domingo, 19 de Mayo
  • 8 de noviembre de 2010

    Tres familiares se sientan este lunes en el banquillo acusados de intentar matar a un hombre en La Soledat

    PALMA DE MALLORCA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Tres familiares, un padre y dos hermanos, se sentarán este lunes en el banquillo para ser juzgados por el tribunal de la Sección de Refuerzo de la Audiencia Provincial de Palma, acusados de intentar acabar, en la noche del 30 de setiembre de 2007, con la vida de un hombre mediante una navaja y herir a otro en el barrio palmesano de La Soledat, a raíz de las discrepancias que habían surgido entre ellos.

    En su escrito de calificación provisional, la Fiscalía reclama ocho años de prisión para dos de los inculpados, Demetrio S.S. y Bernardo S.S., como presuntos autores de un delito de homicidio en grado de tentativa, mientras que para su progenitor, Bernardo S.V., solicita ocho días de localización permanente por una falta de lesiones -que también se le imputa a Bernardo S.S.-.

    Tal y como relata el Ministerio Público, los tres parientes se dirigieron a La Soledat para encontrar a Valentín N.S. y Francisco Javier N.S. a fin de solventar las discrepancias, y una vez localizados, el padre, con un garrote comenzó a dar golpes a Valentín mientras que uno de sus hijos intentaba clavarle la navaja que portaba en el muslo derecho, causándole un rasguño.

    Sin embargo, fue Francisco Javier quien acabó más maltrecho, al ser agarrado fuertemente por la espalda por Demetrio S.S. para así facilitar que su hermano pudiera clavarle, con intención de matarlo, la navaja en el pecho, en el costado y en el brazo. Como consecuencia de esta agresión, la víctima sufrió lesiones graves y mortales de no ser por el tratamiento quirúrgico urgente al que le sometieron. Por su parte, Valentín padeció diversas contusiones y una herida en el muslo derecho.

    La Fiscalía reclama así que ambos hermanos indemnicen con 327 euros a Francisco Javier por los días que estuvo hospitalizado, 2.128 por los que estuvo impedido para sus quehaceres y 9.278 por los perjuicios estéticos ocasionados. En el caso de Valentín, la acusación pide que Bernardo S.S. y su padre le indemnicen con 150 euros.