6 de abril de 2020
17 de marzo de 2008

El Tribunal Superior de Justicia Canario declara ilegales las licencias de dos hoteles de Melià e Iberostar en Lanzarote

Ha anulado las licencias del Melià Volcán e Iberostar Papagayo que podrían ser demolidos por incumplir la moratoria urbanística del 2000

PALMA DE MALLORCA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha anulado dos licencias de construcción de los hoteles Melià Volcán e Iberostar Papagayo en Lanzarote, después de que la Fundación César Manrique denunciara que estos complejos turísticos incumplían la moratoria urbanística del año 2000 y carecían del informe de compatibilidad con el Plan Insular de Ordenación Territorial, que debía emitir el Cabildo de Lanzarote con carácter previo al otorgamiento de la licencia.

En declaraciones a Europa Press, fuentes de Sol Melià e Iberostar confirmaron que la anulación de estas licencias podría suponer la demolición del Melià Volcán, de cinco estrellas, y del Iberostar Papagayo, de cuatro estrellas, emplazados en Playa Blanca, en la costa del municipio de Yaiza, si bien esperaron que se logre un acuerdo que impida que sean derribados.

No obstante, precisaron que únicamente se ocupan de la gestión de estos complejos turísticos, que pertenecen, en el caso del Melià Volcán, a Lanzarote 6 Sociedad Anónima y, en el caso del Iberostar Papagayo a la empresa mercantil Riversun Inmuebles Sociedad Limitada.

Concretamente, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número dos de Las Palmas resolvió el 28 de septiembre de 2007 a favor de la demanda interpuesta por la Fundación César Manrique, que denunció que el entonces alcalde de Yaiza, José Francisco Reyes, había concedido irregularmente la licencia de construcción del Hotel Melià Volcán en la parcela H-2 del Plan Parcial Castillo del Águila de Playa Blanca.

Así, la sentencia anuló la licencia del hotel, de septiembre de 1999, aceptando la demanda de la citada Fundación, que consideraba que antes de conceder la autorización urbanística a la empresa mercantil Hormigones Insulares S.A, era necesario que el Ayuntamiento de Yaiza solicitara un informe de compatibilidad con el Plan Insular de Ordenación Territorial de Lanzarote.

Asimismo, la Fundación denunció que la construcción de este hotel excedía el techo máximo edificatorio permitido por la normativa urbanística y suponía la vulneración de los acuerdos de suspensión cautelar de licencias acordadas por el Cabildo Insular de Lanzarote con ocasión de la revisión parcial del Plan Insular de Ordenación Territorial (moratoria urbanística del año 2000).

Fuentes de Sol Melià señalaron que "no es su responsabilidad" el hecho de que existieran irregularidades en la concesión de la licencia de construcción del citado hotel, debido a que, según insistieron, este grupo presidido por Gabriel Escarrer únicamente se dedica a la gestión de este complejo hotelero de 500 plazas de capacidad.

En este sentido, manifestaron que la situación administrativa del hotel les vino dada tras suscribir el acuerdo por el cual se encargaba de la gestión de este establecimiento, propiedad de la Sociedad Anónima Lanzarote 6, presidida por Alicia Martinón. No obstante, señalaron que tras conocer la existencia de "irregularidades" en la concesión de la licencia, Sol Melià estudiará las "consecuencias jurídicas" de la citada sentencia en el contrato por el cual se ocupa de la gestión de este hotel.

Por su parte, el presidente de la patronal turística Asolan y consejero delegado en el órgano de administración de la sociedad Lanzarote 6, Francisco Armas, anunció que mañana emitirá un comunicado a los medios de comunicación para informar de la situación de las licencias de los dos citados hoteles y de otros 20 establecimientos hoteleros de Lanzarote, que podrían ser derribados por incumplir la moratoria urbanística.

SITUACIÓN DEL IBEROSTAR PAPAGAYO

Entre los hoteles afectados, también se encuentra el Iberostar Papagayo, después de que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Las Palmas anulara el 17 de diciembre de 2007 la licencia de construcción concedida por el ex-primer edil de Yaiza a la empresa mercantil Riversum Inmuebles S.L. para construir este complejo de cerca de 400 plazas en Playa Blanca.

Al igual que en el caso del Hotel Melià, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias estimó el recurso presentado por la Fundación César Manrique, quien denunció que la licencia de construcción carecía del informe preceptivo previo de compatibilidad con el Plan Insular Territorial y, además, superaba el 50 por ciento de la capacidad edificatoria de alojamiento turístico asignada en el cuatrienio correspondiente al conjunto del Plan Parcial de San Marcial.

Ante esta situación judicial, el Tribunal Superior de Justicia reconoce al Cabildo de Lanzarote la capacidad de pedir en la ejecución de la sentencia el restablecimiento de la realidad física alterada, lo que podría suponer el derribo de los dos citados hoteles y de los otros 20 que se encuentran en una situación similar.

Fuentes de Iberostar revelaron que el propietario del Iberostar Papagayo está tratando de llegar a una negociación para impedir la demolición de este hotel alegando que en 1999, recibió una licencia de construcción por parte del Ayuntamiento de Yaiza, de forma que responsabiliza de cualquier irregularidad a la gestión realizada por esta administración.

Asimismo, añadieron que al no ser propietaria del hotel, Iberostar desconoce la existencia de irregularidades urbanísticas en la concesión de la licencia. Así, indicaron que sólo les consta que el Cabildo de Lanzarote la impugnara por "incumplir un procedimiento administrativo", debido a que el Consistorio otorgó la licencia de construcción a la mercantil Riversum Inmuebles S.L., sin haber convocado una exposición pública del proyecto.

22 HOTELES AFECTADOS EN LANZAROTE

Por su parte, el diario El País informa en su edición de hoy que la Justicia de Canarias ya ha anulado 7.721 plazas turísticas en Lanzarote, casi todas desde septiembre pasado, mientras que apunta a que hay pendientes recursos similares a los presentados por la Fundación César Manrique hasta llegar a las 15.000, lo que supone un 23 por ciento de todas las plazas de la isla.

Además de los hoteles Melià Volcán e Iberostar Papagayo, informa que también han sido anulados los complejos de Gran Castillo, Natura Palace, Rubicón Palace, Papagayo Arenas y Son Bou, a los que se acaba de sumar el Princesa Yaiza, un hotel de cinco estrellas de lujo de 330 habitaciones, cuya licencia recurrió la Fundación César Manrique.

Finalmente, indica que también han sido declarados ilegales por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias los apartahoteles Coloradamar, así como otros seis que aún están en construcción. De las 22 sentencias, detalla que ocho anulan las licencias de hoteles de más de cuatro estrellas, 10 afectan a apartahoteles y cuatro a obras ya paralizadas.