25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 24 de octubre de 2010

    UPyD considera que Ràdio i Televisió de Mallorca es "insostenible" e insta al Consell a "deshacerse" de ella

    PALMA DE MALLORCA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha considerado que Ràdio i Televisió de Mallorca es "altamente deficitaria" puesto que tiene un coste presupuestario anual "insostenible y perfectamente prescindible", por lo que ha instado al Consell a que se "deshaga" de la cadena.

    En un comunicado, este partido ha considerado que la actividad desarrollada por la Ràdio i Televisió de Mallorca es "redundante" con la del ente autonómico IB3 y ha remarcado que ningún artículo del Estatut contempla la competencia de las instituciones insulares para la gestión de radio y televisión.

    Según insinúa el portavoz de la formación en Baleares, Juan Luis Calbarro, no existe ninguna razón para mantener un "servicio ruinoso" que costó, según sus datos, 11,2 millones en 2009 y 9,5 en los presupuestos de 2010 y que generó unos ingresos por publicidad de 1,13 millones de euros.

    Calbarro indica que las "supuestas razones" de interés informativo, promoción de la lengua o conservación del patrimonio cultural no se pueden esgrimir en su defensa, puesto que son las mismas que defiende IB3, cadena que también puede tener alcance insular mediante las desconexiones.

    "La única verdad es que la radiotelevisión de Mallorca ha supuesto un negocio ruinoso para las arcas públicas, que sólo ha servido para la promoción política de ciertos partidos y, presuntamente, para la realización de negocios turbios y corruptos, tal y como apuntan las investigaciones fiscales y judiciales", ha criticado el partido.

    Según el líder de UPyD en la comunidad, los responsables políticos deben tener "mucho cuidado" en no mermar la economía productiva con gastos "prescindibles y redundantes" como los de la RTV Mallorca, a los que hay que sumar, añade, lo que cuestan los 18 teatros públicos de Mallorca, las "suculentas" subvenciones a todo tipo de "asociaciones que no rinden cuentas", o multitud de empresas públicas "innecesarias y altamente deficitarias", reprocha a la institución insular.