5 de diciembre de 2020
21 de agosto de 2007

Zapatero respalda "mucho" a la ministra y anuncia para diciembre la llegada del AVE a Barcelona, Valladolid y Málaga

Argumenta ante los problemas en Cataluña que "cuando se hace un gran esfuerzo, grandes obras para 20 o 40 años, se producen molestias"

PALMA DE MALLORCA/MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez, se refirió por primera vez a la crisis de las infraestructuras acaecida este verano en Cataluña y lo hizo respaldando a su ministra del Fomento, Magdalena Álvarez, quien la pasada semana fue reprobada por la mayoría del Congreso por su gestión ante la crisis. Asimismo, Zapatero anunció la

El líder del Ejecutivo aprovechó su comparecencia ante los medios de comunicación después de mantener su segundo despacho estival con el Rey en el palacio de Marivent en Mallorca para respaldar a su ministra de Fomento Magdalena Álvarez. "Tengo que decir que las inversiones que Cataluña necesita, que se tenían que haber hecho antes, han sido una constante desde nuestro primer presupuesto por lo tanto sí, respaldo mucho a la ministra de Fomento", aseguró.

Asimismo, se mostró "convencido de que los catalanes saben que el Gobierno ha reconocido cuando fallan las cosas, que estamos mejorando las infraestructuras y que los problemas que han surgido hoy son por un cambio sustancial de las infraestructuras".

"El plan de infraestructuras nos va a poner en el liderazgo mundial de las infraestructuras, y estamos en el liderazgo mundial del turismo", añadió el presidente, quien destacó que "han entrado 33 millones de turistas y el 70 por ciento a través de los aeropuertos".

"Si hoy estamos en este debate es porque durante los dos ejercicios presupuestarios y medio que este Gobierno tiene responsabilidad hemos decidido cambiar las cosas", insistió Zapatero al tiempo que reconoció que "es verdad que hasta que no concluyen, las cosas tienen complicaciones" pero aseguró que "los catalanes lo comprenden".

LLEGADA DEL AVE

El líder del Ejecutivo explicó que "España está inmersa en un proceso de renovación, ampliación y modernización de las infraestructuras, que es tangible en muchas autovías, muy tangible en alta velocidad en muy poco tiempo y en la gran mayoría de aeropuertos de este país que se están modernizando". "Fíjese si es tangible --dijo-- que el 21 de diciembre llegará a Barcelona, el 22 a Valladolid y el 23 a Málaga", anunció.

"Millones de españoles van a ver mejorada su capacidad de comunicación y de transporte, vaticinó explicando que "Madrid-Barcelona tendrá 25 servicios al día en dos horas y media, Valladolid hora y media, Segovia, media hora". "Tanto es el esfuerzo que se está haciendo en alta velocidad, que en menos de tres años vamos a ser el país del mundo con más kilómetros de alta velocidad", presumió.

Asimismo, Zapatero se refirió a las autovías, sobre las que anunció "1.400 kilómetros nuevos y en ejecución, 1.500 kilómetros" una cifras con las que España "en menos de tres años pasará a ser el primer país europeo en kilómetros de autovías".

En cuanto a la red de aeropuertos, "se está modernizando en los grandes; después de Barajas, ahora tenemos El Prat, que tiene un crecimiento del 15 por ciento y con 3.000 millones de euros". Anunció que concluirá la obra "en 2008 y estará en servicio un año después".

De este modo, el presidente recordó a los ciudadanos que "cuando se hacen obras de esta envergadura hay problemas que los ciudadanos han sufrido, pero tienen que ser conscientes de que hay problemas porque se está cambiando casi todo". "Cuando se hacen un gran esfuerzo, grandes obras para 20 o 40 años, se producen molestias", concluyó.