25 de enero de 2020
1 de julio de 2014

Los 28 aparcan la decisión sobre nuevas sanciones contra Rusia

BRUSELAS, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los Veintiocho han aparcado de momento decidir sobre nuevas sanciones contra Rusia para dar tiempo a las negociaciones sobre el terreno pero han acordado intensificar la preparación de nuevas sanciones contra dirigentes y empresas individuales, según varias fuentes europeas.

Los embajadores permanentes de los Veintiocho ante la UE han revisado la situación este martes pero han acodado "dar algo más tiempo" para ver cómo se desarrollan las cosas antes de tomar decisiones sobre eventuales nuevas sanciones, han precisado fuentes europeas.

No obstante, los Veintiocho continuarán "preparando más sanciones" de cara a la posibilidad de ampliar la lista de dirigentes rusos y separatistas ucranianos y empresas ya sancionadas por su papel en el conflicto en Ucrania y estudiarán la posibilidad también de "ampliar la base" de las sanciones a "otras categorías de personas", según han explicado fuentes europeas, que han dejado claro que los Veintiocho no han "decidido" todavía dar el paso de imponer nuevas sanciones individuales.

"Ha habido un consenso amplio de que la situación es compleja y los Estados miembros han considerado que hacía falta dar algo más de tiempo y continuarán vigilando la situación de cerca", han explicado fuentes europeas.

Los embajadores han manifestado su apoyo "a todos los esfuerzos que lleven a una solución política", han explicado otras fuentes europeas. "Hay una imagen mixta y la situación es volátil sobre el terreno. Las discusiones sobre las cuatro condiciones clave de la UE continúan en varios formatos, incluido entre los líderes alemán y francés", han precisado.

"El Consejo continuará supervisando la situación y tomará decisiones en base a más desarrollos sobre el terreno. Entre tanto, la preparación para más medidas restrictivas individuales se intensificarán", han apostillado.

Los Veintiocho volverán a revisar la situación en el próximo lunes a priori, aunque si la evolución de los acontecimientos lo requieren podrían reunirse "en cuanto sea necesario".

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea dieron el viernes a Rusia un ultimátum hasta el lunes 30 de junio para dar varios pasos o de lo contrario le advirtieron de que podrían adoptar nuevas sanciones "significativas".

Antes del 30 de junio, los líderes dejaron claro que esperaban que Rusia acordara un mecanismo de verificación, supervisado por OSCE, del acuerdo del alto el fuego y para el control efectivo de la frontera, que devolvieran a las autoridades ucranianas los tres pasos fronterizos ucranianos de Izvarino, Dolzhanskiy, Krasnopartizansk, la liberación de los rehenes, incluidos todos los observadores de la OSCE, así como el lanzamiento de "negociaciones sustanciales" para aplicar el plan de paz del presidente ucraniano, Petro Poroshenko.

De momento, sólo se ha logrado la liberación de los cuatro observadores de la OSCE todavía retenidos. Los presidentes de Ucrania y Rusia, Petro Poroshenko y Vladimir Putin, se comprometieron el lunes a trabajar para un "alto el fuego bilateral" en una conversación telefónica junto con el presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel.