18 de noviembre de 2019
16 de octubre de 2019

Unos 9.500 niños extranjeros están atrapados en tres campos de desplazados del noreste de Siria

Unos 9.500 niños extranjeros están atrapados en tres campos de desplazados del noreste de Siria
Campo de desplazados de Al HolREUTERS / ALI HASHISHO - ARCHIVO

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Unos 9.500 niños de más de 40 nacionalidades viven en tres campos de desplazados del noreste de Siria, según la ONG Save the Children, que ha instado a la comunidad internacional a acelerar las repatriaciones después de que desde enero solo se haya gestionado el traslado de menos de 350 menores.

En enero, las organizaciones humanitarias tenían constancia de 9.800 menores con nacionalidad distinta a la siria o a la iraquí en os campos de Al Hol, Ain Issa y Roj. A principios de octubre, aún quedaban en estos enclaves alrededor de 9.500 niños, por lo que Save the Children ha reclamado su protección coincidiendo con la escalada de violencia en la zona.

El 85 por ciento de estos niños tienen menos de doce años, mientras que el 45 por ciento es menor de cinco, según un comunicado divulgado este miércoles por la ONG, que ha recordado la necesidad de mantener en cualquier caso a la familia unida.

El inicio de la ofensiva militar turca sobre las milicias kurdas ha agudizado las tensiones en el noreste de Siria y Save the Children ha pedido que se atienda a los menores extranjeros de forma "urgente", toda vez que desde el mes de enero solo han sido repatriados 350 de ellos.

Más de la mitad, en concreto 156, corresponden a traslados gestionados por Kazajistán, mientras que Kosovo ha repatriado a otros 74. Francia, con 17 casos, es el país de la Europa occidental con más traslados, seguido de Bélgica (seis), Noruega (cinco), Países Bajos (dos) y Dinamarca (uno).

Aalia, de 16 años y la mayor de cuatro hermanos, llegó a Siria procedente de Francia hace cuatro años y ya antes de que comenzase la ofensiva turca se quejaba a Save the Children de que quería volver a su país. "No aprendemos casi nada aquí. Estoy lista para volver a Francia. ¿Podéis ayudarme?", afirmaba esta adolescente que aún sueña con convertirse en arquitecta.

ABOGA POR "SALVAR VIDAS"

La directora de Save the Children en Siria, Sonia Khush, ha recordado a la comunidad internacional que la repatriación implica "literalmente salvar la vida" de estos niños. Desde que comenzaron las operaciones turcas, al menos once menores de edad han fallecido a ambos lados de la frontera, sin que se sepa cuántos más han resultado heridos.

"Los niños están muriendo y es inaceptable que los gobiernos que pueden hacer algo para evitarlo no actúen", ha lamentado Khush, quien ha incidido en que se trata de "víctimas inocentes" que "deben ser tratadas como tal". En este sentido, ha apelado a la "responsabilidad" de los distintos gobiernos.

Para leer más