25 de febrero de 2021
26 de septiembre de 2014

Abbas vincula las políticas de Israel con el auge del terrorismo en la región

Abbas vincula las políticas de Israel con el auge del terrorismo en la región
MIKE SEGAR / REUTERS

El líder palestino recuerda el "crimen genocida" cometido en la Franja de Gaza y dice que ni "perdonan" ni "olvidan"

NUEVA YORK, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha condenado desde el estrado de la Asamblea General de la ONU los "crímenes de guerra" y el "terrorismo de Estado" cometidos por Israel y ha advertido de que este tipo de abusos supone un caldo de cultivo para el extremismo en toda la región.

Abbas ha dedicado todo su discurso a defender los derechos de la población palestina --incluido el de "autodefensa" y a criticar a Israel, al que ha acusado de cometer un "genocidio" y "crímenes de guerra" en la Franja de Gaza.

Con la operación militar 'Margen Protector' aún reciente --murieron más de 2.100 palestinos--, Abbas ha llamado a impedir una "nueva Nakba", el término por el que los palestinos conocen la expulsión de 1948. "La ocupación debe terminar y la población debe ser liberada", ha defendido.

El líder palestino ha advertido de que, a pesar del paso de los años, las condiciones sobre el terreno siguen sin cambiar: "Aquí estamos, llenos de dolor, lamento y amargura, planteando las mismas conclusiones y preguntas después de una nueva guerra".

Sin embargo, "la magnitud del crimen genocida ha sido mayor" en esta ocasión, razón por la cual Abbas ha advertido de que ni "perdonarán" ni "olvidarán". Lo harán, ha dicho, sin "abandonar la humanidad, los valores y la ética" de los palestinos, pero no renunciarán al "derecho de autodefensa" ante la "ocupación racista".

EXTREMISMO EN LA REGIÓN

"Hemos llamado repetidamente la atención sobre el hecho de que permitir que Israel actúe como un Estado al margen de la ley, con impunidad y evitando cualquier castigo por sus políticas, agresiones y desafíos (...) ha proporcionado un terreno fértil y un ambiente proclive para el auge del extremismo, el odio y el terrorismo en la región", ha añadido.

Abbas ha citado la lucha internacional emprendida contra grupos "como Estado Islámico" para asegurar que esta campaña requiere "mucho más que una confrontación militar". En este sentido, ha recalcado la importancia de atajar las "raíces" de estas actividades.

Una de las "prioridades" pasa, a su juicio, por "poner fin a la ocupación" israelí en el "país" palestino, toda vez que "constituye una forma atroz de terrorismo de Estado" y fomenta las tensiones en todo Oriente Próximo.

NEGOCIACIONES

Abbas ha marcado como objetivo último de su pueblo la obtención del "Estado de Palestina" conforme a las fronteras de 1967 y con Jerusalén Este como capital. Estas tradicionales reivindicaciones se han topado a lo largo de la historia con el rechazo de Israel, a pesar de las sucesivas rondas negociadoras.

El último proceso de diálogo, mediado por Estados Unidos, fracasó este mismo año y, de cara al futuro, Abbas ha advertido de que no se pueden "repetir métodos". "No hay valor en unas negociaciones que no tengan por objetivo terminar con la ocupación israelí y lograr la independencia del Estado de Palestina" y que no cuenten con un "calendario firme" de aplicación, según Abbas.

El líder palestino ha avisado de que su parte no será la única con "buenas intenciones", capaz de realizar "concesiones" y "permanecer en silencio" mientras su gente muere o su tierra es "robada". Abbas ha indicado que no estará a expensas de que los israelíes estén concentrados en "preservar su Gobierno de coalición" mientras mantienen la "ocupación" e intentan "debilitar" a la Autoridad Palestina.

Abbas ha culpado al Ejecutivo de Benjamin Netanyahu del fracaso de las últimas negociaciones, en las que los palestinos, según sus propias palabras, acudieron "de buena fe" y con "espíritu positivo". Israel, "como es habitual", "no perdió la oportunidad de obstaculizar la oportunidad para la paz", ha lamentado.

RECONCILIACIÓN PALESTINA

El líder palestino ha denunciado que Israel quiera que el pueblo palestino permanezca en "guetos de tierras fragmentadas", si bien a día de hoy Al Fatá y Hamás no han logrado a día de hoy concretar su acuerdo de reconciliación. Este pacto contempla la creación de un Gobierno de unidad al cargo tanto de Cisjordania y como Hamás.

"Estamos preparados para restaurar la unidad de nuestra tierra, nuestra nación y nuestras instituciones y de formar u Gobierno de consenso nacional", ha explicado Abbas ante la ONU. El proceso incluye además la celebración de elecciones legislativas y presidenciales.

El dirigente palestino ha destacado que "todos los países del mundo", a "excepción" de Israel, han respaldado la reconciliación entre las dos principales facciones. El Gobierno de Netanyahu sostiene que Hamás es una organización terrorista y ha recriminado a Abbas que haga tratos con una milicia que no reconoce el derecho a existir de Israel.

Para leer más