14 de agosto de 2020
8 de julio de 2020

El abogado del periodista acusado de espionaje en Rusia asegura que no hay pruebas contra él

El Kremlin se desmarca del caso mientras niega que haya persecución contra los periodistas

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Uno de los abogados del periodista ruso Ivan Safronov, acusado de traición por trabajar supuestamente para la Inteligencia de un país de la OTAN, ha asegurado que no hay pruebas que avalen las acusaciones contra su cliente y que parece tratarse de un caso orquestado.

Así, Ivan Pavlov ha asegurado en declaraciones a la emisora Ekho Moskvy que los abogados no han recibido "ninguna prueba". "Los investigadores no nos han explicado nada", ha afirmado, según informa la agencia de noticias DPA.

Pavlov ha afirmado que lo único de lo que tienen constancia por ahora es de que las autoridades acusan a Safronov de pasar a República Checa información clasificada sobre la implicación militar de Rusia en África y en Oriente Próximo. Los medios rusos especulan acerca de que las acusaciones podrían basarse únicamente en una información sobre la exportación de armas rusas, en particular el envío de equipos aéreos a Egipto.

Según Pavlov, la falta de evidencias lleva a pensar que "los investigadores están intentando ocultar sus intenciones". "Para nosotros es obvio que (el caso) está vinculado directamente con su trabajo como periodista", ha añadido.

El Kremlin, sin embargo, ha descartado este miércoles que haya un aumento de la persecución contra periodistas en Rusia. "No notamos esa tendencia, no la vemos", ha alegado ante los medios el portavoz de la Presidencia, Dimitri Peskov, según la agencia oficial Sputnik.

Peskov ha señalado también que el caso Safronov "no es un tema para el presidente", Vladimir Putin, alegando que el caso está en manos de la Justicia. El portavoz, no obstante, ha alabado el "gran talento" del periodista y ha desmarcado su labor informativa de las acusaciones que ahora se le atribuyen.

Safronov fue despedido hace dos meses del diario 'Kommersant' tras negarse a revelar sus fuentes en una exclusiva que publicó y actualmente trabaja como asesor en la agencia espacial rusa Roscosmos; cargo que aún mantiene, según ha aclarado este miércoles un portavoz de la propia organización. Si es condenado por traición, se enfrenta a una pena de hasta 20 años de cárcel.

Para leer más