21 de septiembre de 2019
22 de junio de 2014

ACH amplía su radio de acción en la campaña contra el cólera en Yuba

Las autoridades sursudanesas mantienen la alerta sanitaria aunque se reduce el número de nuevos casos

ACH amplía su radio de acción en la campaña contra el cólera en Yuba
ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Acción Contra el Hambre (ACH) ha ampliado el número de zonas en las que su equipo de emergencia está trabajando en la campaña contra el brote de cólera registrado en Yuba, a petición de las autoridades de Sudán del Sur, que mantienen la alerta por esta enfermedad aunque se está moderando el número de casos.

La responsable de prensa de ACH en Yuba, Carla Fibla, ha explicado a Europa Press que el brote ha causado hasta el momento la muerte de 38 personas y que ha habido 1.770 casos de infectados. A pesar de que se está reduciendo el número de casos nuevos, las autoridades sursudaneses mantienen de momento la alerta sanitaria porque tienen que transcurrir tres semanas sin nuevos infectados para poder retirarla.

"Se considera que el brote sigue latente", ha explicado Fibla en conversación telefónica desde Sudán del Sur, antes de recordar que el último fallecido por este virus data del 13 de junio y que el número de nuevos casos está decreciendo conforme pasan los días, con 21 casos nuevos el pasado lunes. "Las autoridades lo que dicen ahora mismo es que se están moderando las cifras", ha indicado.

Fibla ha destacado que la coordinación de las ONG internacionales, incluida ACH, con las autoridades sursudanesas ha sido "muy fluida" desde el principio y ha resaltado la receptividad de la población a las campañas de información para avisar cuanto antes de nuevos casos y remitir a los posibles infectados para su tratamiento médico inmediato.

"Lo que sí que hemos visto es que también la gente acude muy deprisa en cuanto ve el primer síntoma, en cuanto ven que el posible contagiado empieza a tener vómitos y diarrea al mismo tiempo. Ya no esperan, como esperaban antes, cinco o seis horas, que es lo que estaba provocando más muertes", ha asegurado.

SUS CUATRO ZONAS BAJO CONTROL

La responsable de prensa de ACH ha afirmado que, desde que llegó con su equipo de emergencia a la capital sursudanesa el pasado 29 de mayo, se ha hecho cargo de cuatro zonas asignadas por las autoridades y, tras conseguir tenerlas "controladas", este lunes las autoridades le han encargado asumir otras ocho nuevas zonas.

Fibla ha explicado la importancia de que se haga un seguimiento y control de la enfermedad en el mayor número de zonas para poder actuar con celeridad y evitar que aumente el brote. ACH centra su acción en Yuba en hacer campañas de información y concienciación sobre higiene y también de formación en el uso de jabón y potabilización de agua con cloro.

En concreto, el equipo de emergencia de ACH enseña a sus voluntarios y a los sursudaneses hábitos de higiene en alimentación y procesado de alimentos y les explica de dónde deben coger el agua para evitar infecciones y técnicas para su potabilización.

Desde su llegada a la capital sudanesa, el equipo de ACH ha repartido a 110 familias materiales esenciales para protegerse frente al cólera y evitar su propagación. Cada familia ha recibido unas 60 pastillas de cloro para tratar agua, jabones, 20 cubos con grifo para uso doméstico y 60 sobres potabilizadores. Acción Contra el Hambre ha contactado en sus campañas de sensibilización en Yuba con más de 19.000 sursudaneses.

PRECARIEDAD DE MEDIOS Y POBREZA

Los mayores problemas a los que se enfrentan los trabajadores de esta ONG son la precariedad de medios de los sursudaneses, con algunas aldeas en las que las personas no hierven el agua que consume porque si tienen gas sólo lo utilizan para cocinar directamente.

Fibla ha indicado que la ONG tiene un equipo permanente en Sudán del Sur de 200 trabajadores locales y 30 internacionales, que se encarga principalmente de labores contra la desnutrición, y el equipo de emergencia contra el cólera, compuesto por seis trabajadores extranjeros, siete promotores de higiene y saneamiento y un grupo de 40 voluntarios locales.

Preguntada por la situación de seguridad en el país, Fibla ha dicho que los trabajadores de ACH no han sufrido incidentes graves aunque "hay bastante inseguridad" en Yuba y, fuera de la capital, la inseguridad es mayor porque aumenta el número de personas armadas.

Por último, ha afirmado que la "situación humanitaria" en Sudán del Sur sigue siendo "grave", "muy extrema" y ha señalado que la ONG está estudiando crear equipos de emergencia en nutrición en Jonglei, en lugares muy específicos en los que hay muchas dificultades de acceso que aumentan con la llegada de la época de lluvias.