20 de febrero de 2020
28 de octubre de 2019

ACNUR denuncia "presiones" para forzar el retorno de refugiados burundeses desde Tanzania

ACNUR denuncia "presiones" para forzar el retorno de refugiados burundeses desde Tanzania
Programa de repatriación de refugiados de Burundi desde Tanzania - REUTERS / EVRARD NGENDAKUMANA

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha alertado de la "creciente presión" ejercida sobre los burundeses que se encuentran en Tanzania y ha subrayado que cualquier retorno debe hacerse de forma "voluntaria", teniendo en cuenta las necesidades de protección de este colectivo.

Tanzania acoge actualmente a unos 206.000 refugiados procedentes de Burundi, residentes en su mayoría en tres campos de la parte occidental del país. Los dos gobiernos sellaron en agosto un acuerdo que, según ACNUR, ya se ha traducido en un aumento de las "tasas de retorno".

"Hemos percibido una presión creciente sobre los refugiados y solicitantes de asilo burundeses para que vuelvan a casa, a pesar de las garantías de las autoridades de que todos los retornos se harían de forma voluntaria y sin intimidación y de que ningún refugiado volvería a la fuerza", ha lamentado la agencia de la ONU en un comunicado.

Por este motivo, ha llamado a respetar la "libertad de elección" de los propios afectados, de tal forma que cualquier retorno se haga "con seguridad y dignidad". Asimismo, ha advertido de que ACNUR debe tener acceso a estas personas a ambos lados de la frontera.

La organización ha llamado también a respetar un acuerdo tripartito que ya ha permitido desde 2017 el retorno voluntario de "unos 79.000 refugiados". Las partes tienen previsto volver a reunirse a finales de noviembre y ACNUR confía en que se pueda avanzar hacia "soluciones duraderas".