7 de marzo de 2021
10 de abril de 2014

Un activista ucraniano denuncia haber sido torturado por fuerzas prorrusas en Crimea

VIENA, 10 Abr. (Reuters/EP) -

El activista ucraniano Andrei Shchekun ha denunciado haber recibido torturas tras haber sido detenido durante once días por una facción prorrusa en Crimea, antes de ser liberado en un intercambio de prisioneros de hace un mes.

Shchekun ha participado en una conferencia sobre tortura de la sección de Derechos Humanos de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), en la que ha intervenido también el embajador de Estados Unidos ante la organización, Daniel Baer.

El activista ucraniano ha declarado que fue desnudado, golpeado y disparado con armas de aire comprimido, además de haber recibido descargas eléctricas y haber sido amenazado con cortarle una oreja si quería recuperar una cruz que llevaba en el momento de su captura, el pasado 9 de marzo.

"La comunidad internacional no ha hecho nada en Crimea y no ha defendido a los habitantes que no querían ser parte de Rusia y que han tenido que vivir la crisis", ha comentado Shchekun.

El comandante de la fuerza de "autodefensa" de Crimea, Mijail Sheremet, que ha sido identificado por Shchekun como el autor de las torturas, ha negado tener conocimiento del caso y ha rechazado las acusaciones.

"Puede decir lo que quiera, incluso que ha sido torturado y luego liberado, algo que no tiene sentido", ha declarado Sheremet. "Los miembros de fuerzas de autodefensa no han tenido nada que ver con este caso ni con otros secuestros", ha concluido.

Las fuerzas de "autodefensa" son milicias apoyadas por Moscú y denunciadas por Kiev y están compuestas principalmente por antiguos militares y voluntarios.

Rusia anexionó Crimea el 16 de marzo tras convocar un referéndum que ha sido calificado de ilegal por las potencias occidentales.

Shchekun ha comentado que fue uno de los coordinadores del movimiento Euromaidan, afín a la Unión Europea, y que ha vivido en la localidad crimea de Bakhchysaray durante 23 años. Ha reconocido haber organizado protestas pacíficas para oponerse a la presencia de tropas rusas en la península.

También ha añadido que fue capturado por las fuerzas de autodefensa, junto a otro activista, en una estación de tren de Crimea. Dos hombres vestidos de paisano, pero con los ojos y las manos ocultas, les trasladaron a lo que más tarde identificaron como una instalación militar.

CHECHENOS EN CRIMEA

"Entraron dos personas que no hablaban ruso, era una lengua parecida al checheno Y diferente al tártaro de Crimea", ha comunicado Shchekun.

Los captores le preguntaron sobre sus planes para sabotear el referéndum del 16 de marzo, así como por conexiones con nacionalistas ucranianos y fuentes de financiación, ha añadido el activista.

El segundo interrogatorio estuvo centrado en el tema de la financiación. "Quienes me interrogaron parecían chechenos, aunque creo que los encargados de los interrogatorios eran rusos", ha añadido.

"Cuando me devolvieron la ropa pregunté por una cruz que llevaba cuando me detuvieron. Entonces, uno de ellos me agarró la oreja y me dijo que no me la podía dar por las buenas, que me la tendría que cambiar por una oreja", ha recordado Shchekun, que ha añadido que tras un instante de tensión en hombre se marchó.

Un día después, apareció un hombre que había sido disparado en las piernas y había perdido una oreja, ha relatado.

Según el activista ucraniano, sus captores, tanto militares como civiles, habían recibido órdenes para torturar. Llegaron a sacar un cuchillo con el que le amenazaron con hacerle un corte en el hígado, ha recordado Shchekun.

Ha declarado que fue liberado el 20 de marzo, antes de ser trasladado a un hospital de Jerson. Después, se le llevó a Kiev. Según el activista, había más personas detenidas en Crimea, aunque no sabría decir cuántas.

La agencia de noticias RosUkrInform publicó antes del referéndum que el líder separatista Sergei Askionov había declarado que Shchekun no fue secuestrado, sino detenido por los cuerpos de seguridad, diferentes a las fuerzas de autodefensa. Askionov también declaró que los activistas pro europeos locales estaban sanos y salvos.

Para leer más