7 de diciembre de 2019
30 de mayo de 2018

La Administración Trump tomará huellas dactilares a los padres de los niños inmigrantes en EEUU

La Administración Trump tomará huellas dactilares a los padres de los niños inmigrantes en EEUU
REUTERS

WASHINGTON, 30 May. (Reuters/EP) -

La Administración Trump comenzará a tomar huellas dactilares a los padres que reclaman la custodia de niños que llegaron a Estados Unidos de forma ilegal sin ningún pariente adulto, según han informado este martes funcionarios estadounidenses, que han criticado la medida diciendo que los niños pueden ser abandonados por quienes temen ser identificados y deportados.

Actualmente, la mayoría de los padres no necesitan que tomen sus huellas dactilares para obtener la custodia de sus hijos.

Las leyes y los precedentes legales de Estados Unidos limitan el tiempo que los menores pueden estar detenidos, por lo que aquellos que son detenidos cruzando la frontera, a menudo son liberados a tutores adultos en Estados Unidos. Después se espera que los niños se presenten ante el Tribunal de inmigración para luchar contra sus casos de deportación.

"Vamos a examinar más detenidamente a los tutores", ha afirmado Steven Wagner, el subsecretario en funciones de la Administración para Niños y Familias del Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS, según sus siglas en inglés). "Con la cooperación del DHS llevaremos a cabo una verificación de antecedentes basada en las huellas digitales de cada tutor", ha aseverado, refiriéndose al Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El HHS es el último responsable en encontrar un hogar a los niños inmigrantes y el DHS aplica la política de inmigración. Según un nuevo memorándum, el DHS ayudaría al HHS a tomar las huellas dactilares de cada persona que solicita la custodia de un niño, según han señalado altos funcionarios.

Los defensores de los inmigrantes han asegurado que la nueva política desalentaría a los padres a reclamar la custodia de sus hijos.

"Esta política indudablemente hará más probable que los tutores calificados se escondan en la sombra, dejando a los niños pequeños vulnerables en la cárcel de inmigración", ha advertido Rich Leimsider, director ejecutivo del Proyecto Safe Passage, que representa a los niños inmigrantes en Nueva York, en un correo electrónico a Reuters.

Sin embargo, Wagner ha descartado tales preocupaciones. "Si alguien no está dispuesto a reclamar la custodia de su hijo es porque está preocupado por su propio estatus migratorio, creo que de facto se cuestiona si es un tutor adecuado y si deberíamos entregar al niño a esa persona", ha añadido.

En marzo y abril, más de 50.000 personas fueron detenidas al mes por tratar de cruzar la frontera suroeste de forma ilegal, unas cifras similares a las que se registraron durante la Administración de Barack Obama, según el Gobierno de Estados Unidos. Durante esos dos meses, un total de aproximadamente 8.400 menores no acompañados fueron detenidos en la frontera suroeste.

Poco después del nombramiento de Donald Trump como presidente de Estados Unidos en enero de 2017, en número de personas que cruzó la frontera cayó a mínimos históricos hasta finales del año pasado. El aumento de estas cifras ha frustrado a Trump, que ha pedido más medidas en reiteradas ocasiones.

Una controversia estalló después de que Wagner admitiera ante un Comité del Senado que la agencia en 2016 realizó un llamado limitado de "seguridad y bienestar" a unos 7.600 niños que habían estado bajo su custodia pero no pudo localizar a alrededor de 1.500 niños y sus tutores.

Wagner ha manifestado este martes que mucho niños están con personas que se encuentran en el país de forma ilegal y que "no hay razón para creer que a esos niños les haya sucedido algo".

Actualmente, todos los tutores de niños no acompañados son entrevistados y sus antecedentes son investigados. Además los tutores no parentales se someten a controles de huellas dactilares de una base de datos de la Oficina Federal de Investigaciones. En casos especiales, como cuando existe un "riesgo documentado" para la seguridad del menor, los padres también serán sometidos a controles de huellas digitales, según afirma el HHS en su página web.

Para leer más