3 de junio de 2020
24 de febrero de 2020

Los afectados por las fuertes lluvias en Bolivia piden soluciones al Gobierno de Jeanine Áñez

Los afectados por las fuertes lluvias en Bolivia piden soluciones al Gobierno de Jeanine Áñez
La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez - ZACONETA_CABALLERO_REYNALDO/ABI/ DPA - ARCHIVO

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los miles de afectados por las inundaciones y corrimientos de tierra provocados por las fuertes lluvias registradas en Bolivia durante los últimos días han pedido este lunes al Gobierno de la autoproclamada presidenta interina del país, Jeanine Áñez, que tome las medidas necesarias para hacer frente al desastre natural.

Acompañada de los ministros Arturo Murillo, Yerko Núñez y Aníbal Cruz, Áñez se ha desplazado al municipio de Tiquipaya, en el departamento de Cochabamba, donde ha sido abordada por un gran número de personas que piden soluciones.

En Cochabamba, la zona más afectada del país, aproximadamente un 92 por ciento de las familias han tenido que desplazarse a albergues temporales debido a los deslaves y las riadas, según informaciones del diario 'El Deber'.

No es la primera vez que los habitantes de Tiquipaya --que se encuentra a unos 10 kilómetros de la ciudad de Cochabamba-- se ven atrapados por el lodo, piedras y pedazos de rocas arrastradas por el río Taquiña durante la temporada de lluvias.

Todos los años la región sufre graves daños a causa de las precipitaciones, lo que ha provocado la indignación de los ciudadanos ante inacción por parte de las autoridades.

Áñez, por su parte, ha reconocido que se trata de una "asignatura pendiente" en el municipio, por lo que ha prometido darle una solución definitiva. En este sentido, ha informado de que el Gobierno ha decidido primero "velar por la vida de los vecinos" y, después, reubicar a los afectados.

Así, ha anunciado la formación de una comisión liderada por Murillo y que se encargará de buscar soluciones a corto, medio y largo plazo. "Primero daremos curso al agua, luego vendrá la ayuda a los damnificados", ha dicho durante una rueda de prensa.

Para estos trabajos se han enviado unas 50 unidades de maquinaria pesada. Tal y como ha manifestado Áñez, hay cerca de 400 policías, militares, voluntarios y funcionarios trabajando en la zona de emergencia.

El desborde del río Taquiña y los diferentes deslaves han llevado a la evacuación de 95 familias, más de 300 personas.

El Gobierno ya declaró a principios de febrero la alerta en cuatro departamentos del país tras la muerte de una persona en la ciudad de Potosí, al sur de Cochabamba.

Para leer más