22 de marzo de 2019
21 de octubre de 2008

Afganistán.- Las crisis internacionales y el conflicto podrían agravar aún más la pobreza de los afganos, según PNUD

NUEVA YORK, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las diversas crisis a las que se enfrenta actualmente el mundo podrían empeorar aún más la difícil situación en que se encuentran millones de personas desfavorecidas en Afganistán, un país que figura entre los más pobres del mundo, según advirtió el director para Afganistán del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Manoj Basnyat.

"La combinación de subida de los precios de los alimentos, descenso de la economía global, efectos del cambio climático, debilidad gubernamental e intensificación de conflicto armado amenaza con sumergir aún más a los afganos en la pobreza más desesperada", declaró Basnyat ante los periodistas en Kabul, citado por el centro de noticias de la ONU.

"Creo que el mayor problema de Afganistán actualmente es la pobreza", prosiguió. El país tiene una tasa de pobreza del 42 por ciento, junto a otro 20 por ciento que se encuentran justo por debajo del umbral de la pobreza, explicó.

El 70 por ciento de los afganos se enfrenta a problemas de inseguridad alimentaria, prosiguió. El 20 por ciento de las viviendas rurales se enfrentan a este problema de forma permanente y otro 18 por ciento de forma estacional. Según el responsable de PNUD, la pobreza en Afganistán está relacionada también con factores como el analfabetismo, las carencias sanitarias, la mala gestión de los recursos naturales o las estructuras sociales que perjudican a determinados grupos o comunidades.

"No obstante, la pobreza no es inevitable, sino un reflejo de la forma en que se organizan las sociedades y se distribuyen los recursos", advirtió. Por ello, aunque los retos son tremendos, la situación no es desesperada, añadió. "Podemos conseguir que Afganistán deje de ser el cuarto país más pobre del mundo si actuamos todos juntos", manifestó.

Al respecto, Manoj Basnyat recordó que los representantes del Gobierno y de la comunidad internacional aprobaron el pasado mes de junio en París una "muy prometedora" Estrategia Nacional de Desarrollo de Afganistán con la que se pretende disminuir la pobreza y fomentar el desarrollo social y económico en un periodo de cinco años.