17 de enero de 2020
6 de diciembre de 2019

Afganistán necesitará ayuda por unos 8.000 millones de dólares al año tras un eventual acuerdo de paz

Afganistán necesitará ayuda por unos 8.000 millones de dólares al año tras un eventual acuerdo de paz
Niños con banderas de Afganistán para conmemorar el 100 aniversario de la independencia del país - MOHAMMAD JAWAD/DPA - ARCHIVO

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un eventual acuerdo de paz entre el Gobierno y los talibán no pondrá fin a todos los problemas a los que se enfrenta Afganistán sino que el país requerirá un apoyo financiero continuado por parte de la comunidad internacional en los próximos años, según un informe del Banco Mundial.

De acuerdo con el documento, que analiza las necesidades financieras a medio plazo, Afganistán necesitará entre 6.000 y 8.000 millones de dólares al año en préstamos internacionales entre 2020 y 2024 con el fin de poder financiar los servicios básicos, acelerar el crecimiento económico y consolidar la reducción de la violencia que pueda traer el acuerdo de paz.

El director para Afganistán del Banco Mundial, Henry Kerali, ha destacado que "una mejor situación de seguridad, estabilidad política y libertad de movimientos pueden incrementar la inversión del sector privado y la creación de empleos".

Sin embargo, ha añadido en un comunicado, "la brecha entre ingresos y gasto público sigue siendo amplia y algunas necesidades de gasto podrían aumentar tras un acuerdo político" que ponga fin a décadas de conflicto en el país asiático.

Por ello, aunque considera que se podría producir un "declive gradual en el apoyo financiero", defiende que tiene que "ser calibrado cuidadosamente con las realidades económicas para evitar un deterioro en los servicios y los resultados del desarrollo" ya que "dicho deterioro podría poner en peligro las perspectivas de una paz duradera".

En la actualidad, Afganistán depende en un 75 por ciento de préstamos para financiar su gasto público. Los ingresos del Estado se sitúan en unos 2.500 millones de dólares al año mientras que los gastos ascienden a 11.000 millones, según el organismo internacional.

Dado el alcance de la dependencia en la ayuda del país, una reducción acusada en los préstamos podría traer aparejado el que haya recursos insuficientes para abordar algunas de las necesidades más acuciantes del país como el gasto en seguridad, servicios sociales e infraestructura, entre otros, así como a la creación de empleo y los programas de desarrollo comunitarios, "vitales" para la consolidación de la paz, según el Banco Mundial.

CONVERSACIONES DE PAZ

Estados Unidos ha venido negociando con los talibán un eventual acuerdo que contemplaría la retirada de más de 20.000 efectivos de las fuerzas internacionales de Afganistán a cambio de garantías de que el país no será usado como base para ataques terroristas.

Dicho acuerdo, cuya negociación se ha retomado tras ser suspendida en septiembre por Donald Trump, es visto como el paso previo para un eventual pacto entre los insurgentes y el Gobierno afgano. Los talibán se han negado hasta ahora a negociar directamente con el Gobierno de Ashraf Ghani, al que consideran un "títere" de Occidente.

Sin embargo, la Presidencia afgana aseguró a principios de noviembre que China ha aceptado acoger un encuentro "en un futuro próximo" entre el Gobierno y una delegación de los talibán para abordar un posible acuerdo de paz.

Los talibán ya confirmaron el 23 de octubre que Pekín estaba trabajando para organizar una ronda de conversaciones y apuntaron incluso que el grupo insurgente había recibido una invitación para acudir al encuentro.

Para leer más