26 de noviembre de 2020
19 de agosto de 2007

Afganistán.- La Policía afgana libera a la cooperante alemana secuestrada ayer en Kabul

KABUL, 19 Ago. (EP/AP) -

La Policía afgana liberó a primera hora del lunes (noche del domingo en España) a la cooperante afgana secuestrada y detuvo a un grupo de afganos en la operación, informó un portavoz del Ministerio del Interior afgano, Zemary Bashari.

Christina Meier, de 31 años, estaba siendo retenida en un barrio del oeste de Kabul tras ser secuestrada ayer sábado en un restaurante de comida rápida de la capital. "Un grupo de secuestradores fue detenido", indicó Bashari sin proporcionar más detalles.

La mujer ya se encuentra "a salvo en la Embajada alemana" en Kabul, según confirmó una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán desde Berlín.

Hoy mismo la televisión afgana Tolo TV emitió un vídeo de la cooperante en el que la mujer afirmaba encontrarse en buen estado de salud y sus secuestradores aseguraban no ser talibán.

Las imágenes muestran a la mujer, sentada en el suelo de una habitación con la cabeza cubierta por un pañuelo blanco. Tras afirmar, en inglés, que se encuentra "bien", procedió a leer una carta en el lenguaje local, el dari, solicitando la liberación de ciertos prisioneros, pero se desconoce a quiénes se refiere exactamente.

La Policía afgana aseguró hoy que los milicianos talibán no son los responsables del secuestro de la cooperante de nacionalidad alemana, según el jefe de la Unidad de investigación policial de Kabul, Ali Shah Paktiawal. El oficial informó además de una "operación de búsqueda a gran escala" para conseguir la liberación de la mujer.

Por su parte, el jefe de policía de Kabul, Esmatulá Dauladzai, consideró "prematuro" culpar a los talibán del secuestro y expresó su "enorme optimismo" en que la mujer pueda ser puesta en libertad dentro de poco.

Los asaltantes se aproximaron ayer al restaurante de comida rápida en un Toyota Corolla gris y pidieron desde su interior una pizza, según fuentes de la inteligencia que investiga el suceso. Uno de los secuestradores entró entonces en el restaurante, sacó una pistola y se dirigió a la mujer, que se encontraba con su marido, también alemán, y la sacó del restaurante.

Agentes de policía dispararon contra un coche que huía, pero fallaron y mataron a un taxista.

La mujer y su marido llevaban trabajando en Kabul con la ONG Ora International desde septiembre de 2006, según indicó un portavoz de la organización, Ulf Baumann, quien explicó que ella habla con fluidez en idioma afgano dari.