20 de junio de 2019
19 de enero de 2008

África.- Cruz Roja pide ayuda de emergencia para las inundaciones que afectan al África meridional

GINEBRA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) lanzó un llamamiento de emergencia preliminar por valor de 8 millones de francos suizos (5 millones de euros) para apoyar a las Sociedades de la Cruz Roja de África Meridional en su respuesta a una crisis de inundaciones potencialmente desastrosas.

"Las fuertes lluvias registradas durante el último mes han dado lugar a una crecida de los ríos, especialmente del río Zambezi. Las inundaciones resultantes han afectado gravemente a Mozambique, Zambia y Zimbabue, mientras que Lesotho y Swazilandia se han visto azotados por granizadas. Asimismo, grandes cantidades de agua cayeron también sobre la región de Caprivi, en Namibia, así como sobre Malaui", explicó la jefa de la oficina zonal para África Meridional de la Federación Internacional, Françoise Le Goff. La oficina presta apoyo a todas las Sociedades de la Cruz Roja de la región que participan en operaciones de respuesta en casos de emergencia.

"Estamos en plena estación de lluvias y los meteorólogos prevén que las fuertes lluvias se mantendrán con una intensidad superior a la habitual", explica el Coordinador de Operaciones para África Meridional, John Roche, desde Ginebra.

"Nos tememos que esta crisis no haya hecho más que empezar y que en los próximos días las necesidades humanitarias aumenten en todos los países afectados. Hasta el momento, el trabajo de los voluntarios de la Cruz Roja, que han rescatado a personas de las zonas afectadas por las inundaciones para llevarlas a lugares más altos, ha contribuido a salvar cientos de vidas, especialmente en Mozambique. Sin embargo, dado el alcance de la crisis, es necesario brindar con urgencia y decididamente apoyo adicional", añade.

El llamamiento supondrá ayudas para más de 150.000 personas durante los próximos seis meses. La mayoría de ellas requiere con urgencia refugio, alimentos, ropa, agua potable y saneamiento. "Nos preocupa la seguridad en la salud, pues el agua estancada puede facilitar enormemente la aparición de enfermedades transmitidas por el agua", explica Fernanda Teixeira, secretaria general de la Cruz Roja de Mozambique, el país más gravemente afectado hasta la fecha.

Está previsto construir letrinas provisionales y distribuir tiendas de campaña, lonas impermeables, mosquiteros y tabletas potabilizadoras. Además, los voluntarios de la Cruz Roja que trabajan en el seno de las comunidades locales en todos los países afectados intensificarán las campañas de educación para la salud y de sensibilización en materia de desastres. Se prestará especial atención a la recuperación inicial, para que las personas pueden restablecer sus medios de subsistencia en cuanto el agua comience a retirarse.