1 de diciembre de 2020
20 de octubre de 2019

El agua de lluvia riega esperanza

  • El agua de lluvia riega esperanza
Programa de recogida de agua de lluvia en JamaicaPNUD / TORI REPOL - ARCHIVO

MADRID, 20 Oct. (Por Gillian Scott, analista de Comunicaciones del PNUD en Jamaica) -

En docenas de distritos afectados por la sequía en Jamaica, estudiantes desde los seis años, jóvenes desempleados y presos en camino a la rehabilitación están aprendiendo a cultivar muchos alimentos en áreas donde el agua es escasa.

La recolección de agua de lluvia, un método simple y comprobado de adaptación al cambio climático, está siendo probado y observado por estudiantes y maestros de 70 instituciones de capacitación en comunidades mayormente rurales, en la primera línea del cambio climático.

El proyecto, que hasta ahora ha recolectado alrededor de 250.000 litros de agua, cuenta con el apoyo de la gente de Japón, que ha proporcionado tanques de almacenamiento de agua, sistemas de transporte, y mangueras de riego por goteo bajo los auspicios de la Alianza Japón-Caribe por el Cambio Climático (J-CCCP, por sus siglas en inglés).

El PNUD implementa la sección de huerto escolar del programa junto con los Clubes Jamaica 4H y la División de Cambio Climático del Ministerio de Crecimiento Económico y Creación de Empleo.

Jamaica se ve cada vez más afectada por la sequía. Su Encuesta Social y Económica de 2018 dice que la precipitación promedio fue inferior a la media de 30 años para la mayoría de los municipios. Las zonas rurales más pobres son las que más sufren.

Un suministro constante de agua puede construir resiliencia al ayudar a reforzar la seguridad alimentaria y crear empleos. Pero recolectar agua sigue siendo difícil en Jamaica, especialmente en las comunidades rurales.

Los tanques y otros equipos proporcionados por J-CCCP están ayudando a resolver este desafío climático continuo y cada vez más profundo.

UN GRAN EXITO

Durante años, Medina Primary, en las colinas de Mánchester, tuvo que comprar agua durante los meses de verano.

Con un sistema de recolección de agua, Medina ha ampliado su huerto escolar. "Hemos puesto repollo, pimientos, pepino, tomates, papas irlandesas, zanahorias, maíz, bananas y calabazas", dice la maestra Alicia Patterson. El sistema es un gran éxito; hasta ahora, la escuela ha cosechado más de 1.600 kilogramos de productos.

      PNUD / TORI REPOLE

El jardín también ha creado una fuente constante de ingresos y los jardineros invierten el dinero en almuerzos para estudiantes y su Club Jamaica 4H. "Vendemos gran parte de nuestros productos, vendemos a la cafetería de la escuela, damos a los estudiantes y maestros para que se los lleven a casa y hacemos paquetes de regalos para los visitantes. El club 4H ahora tiene dinero para uniformes y transporte para excursiones, " dice Patterson.

UN VERTEDERO TRANSFORMADO

Hace poco más de un año, una parcela de tierra vacante en Mount Peto Primary, en Hannover, era en gran medida un vertedero, con algunos cultivos dispersos. Los padres y maestros habían soñado durante mucho tiempo con expandir el jardín para apoyar el programa de alimentación escolar, pero la sequía persistente significaba que no podían seguir adelante con sus planes.

En 2018, cuando la escuela recibió su equipo de recolección de agua, los padres comenzaron a trabajar limpiando la tierra. Se plantaron nuevos cultivos y, con agua regular, comenzaron a florecer. "El equipo de recolección de agua nos ha impactado de manera importante. Ahora podemos recolectar y almacenar más agua de manera constante", dice Marvin Daley, Gerente de Operaciones de la escuela.

LOS PRISIONEROS ADQUIEREN NUEVAS HABILIDADES

También se incluyen dos prisiones en el programa, el Centro Correccional Juvenil Hilltop en St Ann y el Centro Correccional de Adultos St Catherine, y está demostrando tener un gran impacto en los presos.

"Los jardines de la prisión están transformando vidas. Son casi autosuficientes en verduras, pero lo más importante es que los reclusos están aprendiendo y viendo cómo pueden usar la tecnología para cultivar sus propios alimentos. No tengo ninguna duda en mi mente, que el dinero invertido por el pueblo de Japón es uno que ha ayudado a solucionar un problema significativo en Jamaica", dice el doctor Ronald Blake, Director Ejecutivo de los Clubes Jamaica 4H.

((Esta tribuna fue publicada originalmente aquí))