16 de julio de 2019
27 de julio de 2014

El alcalde de Chicago se compromete a aumentar la capacidad de acogida de niños inmigrantes centroamericanos

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, se ha comprometido este sábado a aumentar los esfuerzos de la ciudad para acoger a los niños procedentes de Centroamérica que entran de forma ilegal en el país, poniendo como objetivo atender a un millar más de estos menores para finales de este año.

"La entrada de niños inmigrantes sin acompañar es una crisis humanitaria creciente que no podemos ignorar por más tiempo", ha afirmado Emanuel, que ha reconocido que pese a existir "retos" importantes en la ciudad, no se puede "dar la espalda" a niños que se encuentran "en condiciones peligrosas".

En este sentido, las autoridades de Chicago están iniciando las medidas necesarias para proporcionar un servicio legal gratuito a estos menores de edad, que llegan a la ciudad con la esperanza de quedarse con familiares estadounidenses pero que ahora se enfrentan a sentencias de deportación.

La ciudad de Chicago cuenta en la actualidad con nueve instalaciones de acogida de niños inmigrantes, que cuentan con unas 500 camas para dar cobijo a estos menores e edad, según ha informado Fox News.

Las declaraciones de Emanuel, que formó parte de la Administración Obama, han tenido lugar en medio del debate entre Estados Unidos y los países centroamericanos por el aumento y la situación de los niños que cruzan la frontera en busca de unas mejores condiciones de vida.

De hecho, el presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió el viernes de que los niños que entren de forma irregular en el país serán deportados a sus países de origen, durante una reunión en la Casa Blanca con Otto Pérez Molina, Salvador Sánchez Cerén y Juan Orlando Hernández (presidentes de Guatemala, El Salvador y Honduras, respectivamente).