25 de mayo de 2020
6 de enero de 2020

Alemania dice que "no es muy útil" amenazar a Irak con sanciones por una posible expulsión de tropas extranjeras

Alemania dice que "no es muy útil" amenazar a Irak con sanciones por una posible expulsión de tropas extranjeras
El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas - KAY NIETFELD/DPA

BERLÍN, 6 Ene. (DPA/EP) -

El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, ha afirmado este lunes que "no es muy útil" amenazar a Irak con sanciones por una posible retirada de las tropas extranjeras, tal y como ha hecho el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Al menos, creo que no es muy útil en este momento", ha afirmado, en una entrevista concedida a la emisora alemana Deutschlandfunk, en la que ha recalcado que se ha realizado una gran inversión en Irak, "no sólo desde el punto de vista militar, sino también en la ayuda a la estabilización para reconstruir el país".

Así, ha alertado de que todo esto podría perderse y ha manifestado que "para convencer a Irak no sirven las amenazas, sino los argumentos", tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

Abdulkarim Jalaf, portavoz del primer ministro en funciones, Adel Abdul Mahdi, ha confirmado este mismo lunes "el inicio de los preparativos del mecanismo para la retirada de las fuerzas extranjeras de territorio iraquí".

De esta forma, ha indicado que "el Gobierno iraquí ha restringido los movimientos de la coalición internacional por tierra y aire" y que estos han quedado "prohibidos", según ha recogido la agencia iraquí de noticias NINA.

"Los estadounidenses llevaron a cabo operaciones unilaterales sin el conocimiento del Mando General de las Fuerzas Armadas", ha criticado, al tiempo que ha sostenido que estos bombardeos "son una estupidez que no puede ser tolerada".

El Parlamento de Irak aprobó el domingo una moción que exige la expulsión de las fuerzas militares estadounidenses de Irak y la anulación del acuerdo de colaboración con la coalición internacional contra Estado Islámico en respuesta al bombardeo en el que murieron el general iraní Qasem Soleimani y el 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), Abú Mahdi al Muhandis.

Además, obliga al Gobierno a comprometerse a hacer público cualquier acuerdo que alcance en el futuro para la presencia de asesores y formadores militares extranjeros y subraya que debe hacerse público el número del contingente que entre en el país.

La resolución insta también al Gobierno a "poner fin a todas las actividades de cualquier fuerza extranjera en su tierra y evitar que el espacio aéreo del país sea utilizado con cualquier fin" relacionado.

Por último, emplaza al Ejecutivo a que presente una denuncia contra Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU por la "peligrosa violación de la soberanía y la seguridad de Irak".

Por su parte, la coalición internacional contra Estado Islámico, la Operación Resolución Inherente, había anunciado poco antes la suspensión indefinida de sus operaciones contra el grupo yihadista y de formación de fuerzas iraquíes ante la inestabilidad en el país.